Facebook, a la caza de fake news

a-la-casa-de-fake-news-04

La red social se alió con organizaciones no gubernamentales y agencias de noticias para verificar, etiquetar y bloquear contenidos falsos, manipulados y propagandísticos con fines políticos. Hay un equipo de 80 verificadores que rastrean noticias falsas y comportamiento inapropiado. Las nuevas políticas se aplican desde el 22 de septiembre.

Redacción Código Vidrio

Facebook emprendió una nueva cruzada para aplacar a las noticias falsas. Su nueva política identificará a los contenidos que, sin ser necesariamente falsos, tengan elementos  adulterados, datos parcialmente adulterados, sin contexto, y aquellos que manejen un perfil de sátira extrema.

Esta nueva decisión fue explicada esta semana en una reunión virtual a periodistas de todo el continente, en la que participó Código Vidrio. La primera sorpresa fue el anuncio de que esta revisión de contenidos ya se la aplica desde el 22 de septiembre e incluye a Ecuador y toda la región.

Para lograrlo la empresa tiene convenios con nueve socios independientes (organizaciones sin fines de lucro o agencias de noticias) en América Latina, que serán los encargados de realizar una verificación humana de los contenidos en texto, imagen o video, que se publiquen en páginas, grupos públicos y privados y de cada usuario de la red. Hay en total 80 verificadores independientes.

Con esta política, Facebook asegura que no busca censurar ni eliminar este tipo de contenidos. Sus representantes dicen que no quieren convertirse en “árbitros de la libertad de expresión”, pero promueven que los usuarios reciban información con mayor contexto y precisión.

Desde el 2016, las críticas a esta red social se incrementaron luego de que se verificó que su plataforma no pudo frenar la difusión de fake news en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Un problema que se regó en otros países como un virus. Los principales actores de esta estrategia de desinformación provienen de Rusia, China, Irán, Venezuela y Estados Unidos, entre otros.

Este año fueron desactivadas cientos de páginas que también simularon ser medios de comunicación, pero usando robots y trolls: influyeron en las votaciones presidenciales en Ecuador, Venezuela, Argentina, Chile y El Salvador. En el caso ecuatoriano se identificó a la empresa Estraterra, que desde Canadá había intervenido a través de sus cuentas en esos procesos electorales.

 


 


 

Hace poco Facebook tomó la misma medida para cuentas que apoyaban a la presidenta boliviana Jeannine Áñez, que llegó al poder luego de la cesación de Evo Morales. Además, de otras páginas de oposición al mandatario venezolano Nicolás Maduro y al jefe del estado mexicano, Manuel López Obrador.

Con estos antecedentes, Facebook calificó a su nueva política como “la mayor cruzada” en contra de las noticias falsas. Tendrá tres pilares: eliminar el contenido fraudulento, reducir la distribución de contenido e informar a los usuarios.

“Cuando hablamos de eliminar nos referimos a retirar de nuestra plataforma todo contenido que viola nuestras normas comunitarias (…). Cuando hablamos de reducir implica disminuir la distribución de contenido que, si bien, no viola nuestras normas comunitarias sí vulnera la experiencia de los usuarios en la plataforma (…); cuando hablamos de informar significa entregar recursos a las personas para  saber por qué ven lo que ven y que eso sirva para tomar mejores decisiones”, explicó un representante de la red social, que pidió la reserva de su identidad.

Facebook busca acabar con un problema recurrente. Cuando una información falsa era eliminada de inmediato, las personas que habían visto esa publicación no tenían el contexto claro de por qué había sido sacada del aire. Ahora, su intención es colocar alertas para que los navegantes sepan que esa información no es tan verídica y que reciban una información, a manera de explicación, de los equipos verificadores.

Cómo se aplicarán las nuevas calificaciones

Contenido Falso

Cuando un equipo de verificación independiente detecte fake news, el contendio será cubierto totalmente con un banner o aviso advirtiendo que se trata de una información falsa. En esta calificación se incluye a sitios que fingen ser medios de comunicación tradicionales o que emulan la identidad de un medio. Además, la difusión de citas que nunca se promulgaron o fotos y videos que pueden ser reales, pero que son usadas para sustentar un dato falso.

 


 

 

En estos casos los usuarios recibirán una alerta en caso de que quieran compartirla y artículos producidos periodísticamente con base en los datos recopilados que aclaren esa información.

Las páginas, grupos y personas que se dediquen permanentemente a romper con esa norma recibirán sanciones. Al comienzo pierden su alcance de distribución e impacto en la red considerablemente, luego bloquearán sus beneficios monetarios, no podrán pautar publicidad y finalmente serán expulsados de la red social.

Manipulación de fotos y audios

En este ámbito entrará cualquier fotografía o video que haya sido alterado más allá de las técnicas de edición para mejorar la calidad y claridad de la imagen. También se incluye audios que hayan sido manipulados sobre un hecho que no sucedió o una declaración que nunca se dio.

Las penalizaciones son prácticamente las mismas que se aplican a los contenidos falsos. Es decir, un banner de alerta que cubra la publicación, una explicación del equipo de verificación y la disminución considerable de la distribución en la red.

Contenido parcialmente falso

Esta es una de las nuevas calificaciones de Facebook y se la aplica al contenido que tiene datos que no son exactos, que pueden ser en cifras, declaraciones descontextualizadas, fechas erróneas y en el tiempo que ocurrió y que puedan generar confusión en los usuarios.

Las penalizaciones son menos estrictas, por ejemplo, la reducción en la distribución en la red es menos severa. Adicionalmente la publicación no será cubierta en su totalidad, como ocurre con el banner de los contenidos falsos.  Y se integrará la explicación y productos realizados por los grupos de verificación.

Falta de contexto

Facebook dará esta calificación a todo contenido que puede ser engañoso si se presenta sin la información que permita entenderlo de manera exacta. Por ejemplo, pueden ser clips de videos o cortes de fotografía que no fueron editadas ni manipuladas, pero les falta información para comprenderla en su totalidad.

También es considerado el contenido que emite conclusiones que no están respaldas en hechos verificados o afirmaciones basadas en hechos que no se han probado.

 


 


 

Las penalidades para este tipo de publicaciones no son tan severas. El banner que alertará que le falta contexto estará en un pequeño porcentaje de la publicación. También incluirán los productos elaborados por los verificadores para que el usuario tome la decisión si quiere compartir o no esos contenidos, aunque la difusión también estará limitada.

Las sátiras

Facebook aseguró que no busca censurar las publicaciones que expresen una ironía o exageración en contenidos especialmente  políticos, sino que se limitará as publicaciones que a primera vista o en una lectura rápida cualquier persona pueda entenderla como un hecho verídico. Es decir que puedan causar confusión entre los navegantes al suponer que es un hecho real y no una sátira.

Este grupo es el que recibirá menos penalización. La idea de la red social es colocar un banner pequeño que alerte a los usuarios y también que reciban una explicación de por qué puede generar alguna confusión.

Síganos en: