Así trabajan los cazadores de Fake News de Facebook

cazadores-fake-news-02

Un equipo de verificadores, que trabaja en Bogotá, monitorea las noticias falsas de Ecuador, Colombia y Venezuela. Su trabajo consiste en identificar el contenido fraudulento para etiquetarlo y desmentirlo, tanto en Facebook como en Instagram. 

Redacción Código Vidrio

En Ecuador no hay una oficina de los verificadores de Fake News para Facebook. La sede de operaciones más cercana está en Bogotá, Colombia. Ahí trabaja David Salazar, un “cachaco” de 22 años que es parte del equipo de AFP, la prestigiosa agencia de noticias de Francia.

Él es un periodista de la Universidad de La Sabana, graduado hace un año, y aunque no tiene una especialización sobre el manejo de redes sociales, ha ido cogiendo experiencia por su trabajo cotidiano. Muy temprano llega a su oficina para cazar las noticias falsas de Ecuador, Colombia y Venezuela, con la ayuda de otro colega.

“El día a día de los verificadores consiste en rastrear desinformación para desmentirla con investigaciones periodísticas. Tenemos herramientas de monitoreo que nos permiten ver publicaciones en Facebook o Instagram que están teniendo una viralidad muy alta en poco tiempo y pueden resultar sospechosas”, contó Salazar a este portal.

Una de esas herramientas clave para los cazadores es CrowdTangle, creada para verificar los contenidos y detectar comportamientos atípicos de publicaciones o páginas de redes sociales.

Pero no solo apelan a la tecnología. Ellos deben estar alertas para analizar el contenido que se difunde en las redes sociales y la información replicada por políticos o personajes públicos.

También  reciben la ayuda de los usuarios de Facebook, quienes envían denuncias a través del blog AFP Factual, donde se publican las Fake News detectadas en todo el mundo. Además, tienen canales con WhatsApp Messenger o Twitter y colocaron un correo al pie de cada artículo del blog de verificación para que puedan enviar las quejas.

Su siguiente paso es comprobar si la información viola las normas comunitarias de la red social. Por ejemplo, que no sea un contenido falso, parcialmente falso, alterado o sátiras que puedan crear confusión entre los lectores que asumen que esa información en verídica.

En caso de que la información atente contra las normas se coloca una alerta que advierte a los lectores sobre ese contenido. Además, de links sobre las razones que motivaron esa sanción y una advertencia sobre la divulgación de ese post.

El trabajo de los verificadores independientes es una apuesta inédita de Facebook. Los directivos de esa red social le dijeron a este portal que nueve instituciones sin fines de lucro o agencias de noticias cumplen este trabajo en América Latina. En el mundo esta cifra llega a 80 verificadores que analizan el contenido en 65 idiomas y que alcanza a 120 naciones.

“Nosotros no queremos definir qué es la verdad, son los verificadores de datos quienes determinan qué contenidos se deben revisar y qué calificación darles y dentro del programa ellos pueden verificar prácticamente cualquier contenido en Instagram o Facebook”, explicó un miembro de la directiva.

El gigante de las redes sociales conoce la responsabilidad que han delegado a estos equipos de verificación. Por eso, se explicó que la mayoría de estos equipos de chequeo son medios de comunicación y organizaciones sin fines de lucro, que a criterio de Facebook respalda su independencia.

Antes de firmar este convenio los verificadores son sometidos a un riguroso proceso de certificación que está basado en el catálogo de principios de la International Fact Checking Network, una organización creada hace cinco años y que basa su trabajo en cinco pilares:

Uno es el compromiso con el no partidismo y la equidad; otro con la transparencia de fuentes; con la transparencia de la financiación y de la organización; con la transparencia de metodología  y, finalmente, con las correcciones abiertas y honestas.

Estos requisitos fueron aprobados por la agencia francesa de prensa. Salazar está orgulloso de ser parte del grupo y recalcó que la AFP es un medio independiente, presente en 150 países del mundo.

“La información que surge de todas las oficinas está contrastada y verificada por sus periodistas y el servicio de verificación de datos se guía por ese mismo principio del periodismo que ha conservado la Agencia por más de 100 años”, enfatizó.

AFP se encarga de la verificación

En el caso ecuatoriano, el trabajo de la AFP pronto cumplirá un año. El 5 de noviembre del año pasado, Facebook expandió su programa de verificación en Sudamérica de la mano de la agencia francesa. Los países escogidos además de Ecuador fueron  Bolivia, Chile, Perú y Venezuela.

En ese entonces, Ecuador, Bolivia y Chile soportaron fuertes manifestaciones públicas y las noticias falsas jugaron su rol para exacerbar a los ánimos de los protestantes. El Gobierno dijo que se detectaron 7.583 noticias falsas que fueron desmentidas durante la protesta.  Muchas de ellas llegaron desde México, Nicaragua, Venezuela, Bolivia, Argentina y hasta de España y Rusia.

Esa misma estrategia de desinformación se repitió este año, especialmente entre marzo y mayo, cuando los contagios y muertes por la Covid-19 se incrementaron con fuerza en el país, sobretodo en la ciudad de Guayaquil.

Daniel Salazar aseguró que en Ecuador ha notado cierta particularidad para disparar las noticias falsas y disfrazarla como el trabajo de un medio tradicional. “Es muy común copiar diseños de imágenes de medios de comunicación para que parezcan creíbles. Muchas veces imitan, por ejemplo, los formatos de el periódico El Comercio: su logo, las letras y titulan con una frase llamativa. Incluso toman imágenes de ese medio y les agregan palabras o citas que cambian el sentido de la información original”, aseveró.

Héctor Galarza, experto en marketing digital, cree que el esfuerzo de Facebook para controlar la divulgación de Fake News en todavía limitada frente a la capacidad de creación de noticias falsas. Él dice que esta verificación de contenidos tendrá éxito si existe una denuncia masiva de ese contenido o se crean veedurías que puedan seguir a determinadas páginas para ver cómo difunden esos contenidos. En caso contrario será como tratar de frenar una inundación con las manos.

Las palabras de Galarza cobran más sentido a las puertas de la campaña electoral. Sin. Dsuda, las redes sociales serán las protagonistas y el canal más usado para llegar a los electores.

El equipo de verificación está al tanto de que se aproximan días con más trabajo.  Salazar dijo que  muchos de los creadores de desinformación aprovechan ese contexto de polarización para inundar las redes sociales de contenifo trucado. “Desde que empezó la campaña electoral, AFP Factual ha identificado múltiples publicaciones de todo tipo que involucran declaraciones, imágenes y videos sacados de contexto”, sostuvo.

Las verificaciones sobre Ecuador

La información política es el principal destino de las Fake News detectadas por AFP en Ecuador. La más reciente involucra al candidato presidencial por la alianza CREO-PSC, Guillermo Lasso.

Un meme se disparó en la red asegurando que el postulante prometió que liberará a Jacobo Bucaram de los cargos penales en su contra. El hijo del expresidente Abdalá Bucaram y sus hermanos Dalo y Michel son investigados por ser parte de una supuesta red que se aprovechó de los contratos de insumos médicos para hospitales públicos de Guayaquil.

Jacobo Bucaram se encuentra detenida en el Centro de Rehabilitación de Cotopaxi, luego de que fuera deportado de Colombia, donde se escondía de la orden de captura en su contra.

El equipo de verificación de AFP sostuvo “que no hay registro” de que el candidato haya prometido liberarlo.  “El diseño de la imagen viral es similar al del periódico ecuatoriano El Comercio. Los colores de las letras son idénticos; sin embargo, el logo del medio fue alterado: la “C” está girada hacia la izquierda y en la parte baja no dice “El Comercio”, sino “El Culimercio”.

Además, detectaron  un error ortográfico al ponerle tilde a la palabra “joven”. Y señalaron que la  imagen tiene fecha del 26 de septiembre, pero no hallaron algún registro de la supuesta frase de Lasso. También recogieron la versión del director de comunicaciones de la campaña presidencial de Lasso, Eduardo Bonilla, quien les aseguró que el mensaje viral en redes sociales es “absolutamente falso” y que esperan que la justicia “actúe con total independencia e imparcialidad”.

Otra Fake apuntó al candidato presidencial, Andrés Arauz, de la alianza entre Centro Democrático y la Revolución Ciudadana. Los verificadores aseguraron que es “engañoso” el supuesto apoyo del partido político de los ex guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).  Ellos verificaron que hay más de 3.800 réplicas en redes sociales desde el pasado 20 de septiembre  y afirmaron que el supuesto comunicado no está documentado.

El video que sí fue declarado como falso fue el que denunciaba una supuesta persecución judicial al expresidente Rafael Correa, sentenciado a 8 años de prisión por delitos contra la administración pública. En su explicación los verificadores de la AFP aseveraron que las imágenes que se presentaron son de un fraude en un sorteo para la designación de jueces de una circunscripción judicial en Paraguay. Sin embargo, el mensaje del juicio a Correa fue replicado 28.000 veces en su solo día.

Otra publicación que involucra a los simpatizantes del ex presidente Correa fue la foto del ciclista Richard Carapaz, que supuestamente enviaba un mensaje de apoyo para el líder de la Revolución Ciudadana. Esta Fake News también fue alertada por Código Vidrio.

“Es  falso que el ciclista Richard Carapaz haya publicado un mensaje de apoyo al expresidente ecuatoriano Rafael Correa tras la reciente confirmación de su condena. El texto con el supuesto mensaje fue agregado a la foto original y el deportista desmintió haberlo hecho”, se publicó el portal.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar, fue otra de las víctimas de las noticias falsas. El equipo de verificadores de la AFP desmintió que la ONU la hubiera declarado como “cómplice de la corrupción”. Lo mismo hizo con una foto de la legisladora de la Revolución Ciudadana, Marcela Aguiñaga, que participaba en las sesiones legislativas mientras estaba en una piscina.

Síganos en: