Venta de seguidores y cuentas, un negocio redondo en redes

venta-seguidores-head

Los dueños de sitios digitales, muchas veces anónimos, compran cuentas de personajes de farándula para difundir contenido sesgado o noticias falsas, mezclado con información. Un caso reciente es el de la modelo y presentadora Sofía Caiche, que vendió su cuenta en Twitter. En Ecuador los compradores tienen páginas que simulan ser medios, pero se dedican a la difusión de todo tipo de contenido, incluidas fake news. También hay empresas que ofrecen un servicio especializado para aumentar los números de followers en Facebook, Twitter e Instagram en un abrir y cerrar de ojos. Estos fenómenos se expanden antes y durante las eleeciones.

Redacción Código Vidrio

La nueva página de noticias Ecuador al día 365 irrumpió en el mapa digital ecuatoriano con más de 926.000 seguidores en Twitter. Una cifra que solo es superada por los gigantes de la comunicación nacional: Ecuavisa, Teleamazonas, TCtelevisión, El Comercio y El Universo.

Publicó sus primeros mensajes en marzo pasado, a propósito de la pandemia del coronavirus que golpeaba con fuerza en Guayaquil. Desde entonces, ha difundido noticias políticas, económicas, sociales, internacionales y  varios desmentidos del ex vicepresidente Otto Sonnenholzner y otros funcionarios del Gobierno.

Uno de ellos es la fotografía donde supuestamente el ex Mandatario compartía la mesa con Daniela Salcedo, uno de los principales acusados de la supuesta red que perjudicó al Estado en la venta de medicamentos e insumos a los hospitales públicos.

En el día a día, el comportamiento de la página es la de un medio tradicional. Pero al rastrear cómo se originó se puede establecer que esa cuenta pertenecía a la famosa periodista, modelo y actriz guayaquileña, Sofía Caiche, según el consultor de marketing digital, Héctor Galarza.

Ella es una de las figuras mediáticas más importantes del país. Su cuenta en Twitter estaba por alcanzar el millón de seguidores.


 



 

En  julio pasado, Caiche reconoció que vendió su cuenta, sin especificar el nombre del comprador. En su nueva cuenta de Twiiter, que tiene un poco más de 400 seguidores, dijo:  “ A mis queridos seguidores les recuerdo que está en MI ÚNICA CUENTA EN TWITTER, la que tenía casi 1M la vendí hace algunos meses, pero continuo teniendo este mismo USER y ÚNICO @sofiacaiche”.

Ubicamos a Caiche quien reconfirmó el acuerdo, pero prefirió no revelar el precio. También enviamos un correo a la dirección del medio que ahora tiene sus seguidores, pero no obtuvo respuesta.

 



 

La venta de páginas en Twitter, Facebook e Instagram no es extraña en el país. Galarza sostiene que talentos de pantalla han comercializado sus páginas para negocios pequeños, pero en su último descubrimiento es que los compradores ahora son páginas que fingen ser medios de comunicación, pero se dedican a la difusión de Fake News.

Una de las cuentas de la modelo guayaquileña Joselyn Encalada ahora pertenece a La Plena EC; la Revista Popular ahora es Mira La Plena, uno de los espacios desde donde se lanzaron ataques contra el presidente Lenin Moreno, y contra periodistas Andersson Boscan y Luis Eduardo Vivanco. Está identificada por su cercanía con el movimiento correísta.

También surgieron cuentas creadas en el 2015 en Estados Unidos, pero que reaparecieron en Ecuador con otros nombres. Aparecen Datos Ciudadanos y Dale la Espalda de la Corrupción, que replicaron mensajes del candidato presidencial de CREO, Guillermo Lasso, desde mayo de este año. La primera tiene 2.396 seguidores y la segunda con 2.865 seguidores.

El surgimiento de este tipo de medios tiene su explicación en la antesala a la campaña electoral que vive el país. La fórmula es sencilla: primero se presentan como un medio de comunicación; segundo, publican noticias y hacen viral su contenido y, tercero, difunden “noticias” para afectar o apoyar a una persona determinada.

En la estrategia de creación y difusión es clave el acoplamiento de fake news. El consultor mexicano Enrique Rodríguez explicó a este portal que estos medios buscan propagar noticias falsas vistiéndolas con un traje de autenticidad, para llegar a la mayor cantidad de personas, apoyadas por cuentas troll y robots en las redes.

Por eso, para Rodríguez el negocio de de fake news llegó para quedarse y en el  mundo se multiplican las páginas que ganan mucha plata vendiendo usuarios y likes falsos.

Mil me gustan hasta por 20 centavos

Multiplicar seguidores en redes sociales no es complicado ni oneroso. En la web hay empresas que ofrecen un servicio especializado para aumentar los números de followers en Facebook, Twitter e Instagram en un abrir y cerrar de ojos.  Y cada nuevo simpatizante virtual puede costar menos de un centavo de dólar.

Encontrar estas páginas no es complicado, basta con googlear SMM Panel y un abanico de empresas ofertan sus mejores productos y precios.

Una de ellas es Peakerr que se anuncia como un reconocido panel de revendedores de Social Media Markentig (SMM). Esta compañía lleva cinco años brindando servicios para Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, Tiktok, LinkedIn, Shazam, entre otros.

Esta firma ofrece un trabajo 24/7 con seguidores con perfiles reales que sirvan para atraer más audiencias. “Comenzarás a obtener más compromisos que te ayudarán a ganar más autoridad en las plataformas de redes sociales”, reza su página web.

Followsnake dice tener los SMM más baratos de la web. Ofertan 0,20 centavos por 1.000 “me gusta” en Facebook y 0,10 centavos por un millar de seguidores de Instagram. Además, permite el pago no solo con tarjetas de crédito o débito, sino también con PlayPal y Bitcoin.



 

En Ecuador una de las empresas que publicita este servicio es Compra Instaseguidores, la cual oferta simpatizantes “muy parecidos a reales con fotografía y nombre”, para engrosar las listas de Facebook, Twitter, Instagram, Tik Tok y Youtube.

Por ejemplo, para Facebook, que es la red más usada en el país, la oferta es de cinco dólares, por 250 me gustan, mientras que por 2.500 likes el precio sube a $29. También vende páginas con 100 seguidores por siete dólares y una de 20.000 seguidores por $45.

En Twitter, los precios son muy parecidos. 100 seguidores cuestan cinco dólares; mientras que 2.000 seguidores $24. La empresa asegura que el incremento de usuarios será seguro y confidencial, sin dañar las contraseñas de las cuentas. Lo único que solicitan es que el perfil se encuentre en estado público.

Mónica Machado, directora Online de LINK Comunicación Estratégica, dice que las redes son un reflejo de la sociedad. “Más allá que sea una estrategia publicitaria, lo que se está haciendo es engañar a los seguidores”.

Este tipo de “negocios” se pueden encontrar en pequeña y gran escala. Por ejemplo, existen grupos cerrados en Facebook, donde se comercializan páginas listas con 1.500, 3.000 o más seguidores.

“Ahora se venden páginas con un perfil determinado. Por ejemplo, se ofertan sitios para la comercialización de servicios, no solo de productos”. Según la consultora, no existe una norma o legislación que frene estas ventas, solo resta confiar en la ética cada persona.

Sergio Saenz, consultor comercial de Comunica, coincide. Sostiene que existen empresas y personas que optan por los servicios de troll center cuando son víctimas de ataques a su reputación. El resultado es un vaivén de ataques que pueden ser una bola de nieve.

Todo vale en las redes

Si la compra de seguidores en paquete no convence a las personas, hay empresas que pueden entregar una nueva identidad digital, incluyen fotografías de personas que supuestamente dieron su permiso para que puedan usarse libremente.

Una es Fakenamegenerator que se puede encontrar libremente en la web. Este sitio asegura que le puede crear una identidad para burlar los controles en redes sociales, y así prevenir la multiplicación de trolls.

En la página hay la opción de escoger el género, la nacionalidad, el nombre y la ubicación. Con estos tres datos se procesa la nueva identidad. En el caso de Sudamérica permite que la ubicación sea en Brasil y Uruguay.

Hicimos una simulación. Con un clic la nueva identidad es Igor Goncalves Barbosa, vive en Uruguay,  su ubicación geográfica es 34.473207, -55.9434 y su número de teléfono 598 96473592. Fecha de nacimiento el 21 de abril de 1949 y su signo es Tauro.

La trampa digital queda sellada accediendo a la página Ramdon, la cual asegura que tiene un catálogo de fotografías de 200 hombres y mujeres para usarlas con libertad. La única condición es saber es escoger la imagen.

 



 

Saudia Levoyer,  periodista y docente universitaria, sostiene que para frenar este “vale todo” la participación de toda la sociedad es crucial. “Estás expuesto a cualquier cosa, tú confías en lo que escribe la gente, pero hay muchas trampas. Hay troll centers y gente que le pagan por desinformar. Es antiético manipular a la sociedad de esta manera”.

La docente cree que la proximidad de las elecciones profundizarán estas actividades, por eso sostiene que los medios de comunicación deberán fortalecer su trabajo de verificación de información. Además, la sociedad en conjunto, el estado, las universidades y cualquier ciudadano deberán hacer el esfuerzo de educarse en lo que es el manejo de redes. Y así frenar el boom de engaños en las redes sociales.

Deje un comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos marcados *

Síganos en: