En EE.UU. está mayoría de seguidores de @Lenin en Twitter

moreno-twitter-head

Código Vidrio, como parte del proyecto (des) Información, inicia una serie sobre el manejo de las cuentas en Twitter de cuatro de los personajes políticos con más influencia: el presidente Lenin Moreno, el vicepresidente Otto Sonnenholzner, el ex presidente Rafael Correa y Jorge Glas. En este primer informe revelamos que el 59% de los más de un millón de seguidores del primer mandatario está en Estados Unidos y el 15% en Ecuador. El porcentaje de usuarios no confiables del Mandatario es del 40%. Buena parte apareció en Twitter los últimos cuatro meses. La Segcom aseguró que el gobierno no ha contratado empresas para crear cuentas ficticias, pues no tiene fondos para ese propósito. Las cuentas del Presidente crecen orgánicamente -explicó- con seguidores nuevos por la gestión oficial y debido a un trabajo sistemático de producción de mensajes y audiovisuales.

Redacción y producción multimedia Código Vidrio

Buena parte de los seguidores del presidente Lenin Moreno en Twitter coincide o interactúa con Nathan Allen Pirtle, el joven gurú del marketing digital en Estados Unidos.

El 28,8 por ciento de las cuentas partidarias del Primer mandatario tiene un contacto habitual con el empresario, según Spark Toro, una herramienta de Twitter que audita la buena salud de los followers y usuarios de esa red social.

Esta tendencia no es habitual en las cuentas de los políticos ecuatorianos con más seguidores en esta red. Por ejemplo, la mayoría simpatizantes del vicepresidente Otto Sonnenholzner sigue a Moreno; los de Jorge Glas al ex presidente Rafael Correa. Y los partidarios del ex presidente siguen a la cadena rusa de noticias RT, financiada por el gobierno de Vladimir Putin.

Nathan Allen es dueño de la empresa Work With The Coach. Según la revista Forbes, ayuda “a los líderes a conectarse auténticamente con sus fanáticos y consumidores”. Entre sus clientes están los raperos Nicki Minaj, Lil Wayne; la bailarina y cantante Paula Abdul; el actor venezolano Fernando Carrillo; la banda británica Bush e individualmente a su vocalista Gavin Rossdale.

El 27,9% de militantes en redes de Moreno sigue a Rossdale. Muy cerca, y en tercer lugar, aparece la cuenta del @Mashirafael, con el 27,8%.

Esta cuenta de Moreno tiene 1.027.990 simpatizantes. La mayoría está en EE.UU., principalmente en los estados de Nueva York, California, Florida, Texas, Pensilvania, Missouri e Illinois. Suman el 59%.

En Ecuador está el 15% de sus cuentas de seguidores, que se concentran en Quito, Guayaquil, Santo Domingo de los Tsáchilas y Cuenca. Además, tiene militantes en Inglaterra, Canadá, Australia, México, Colombia…

Consultamos a la Secretaría General de Comunicación, (Segcom), sobre este patrón que evidenciaría la contratación de empresas para mover esas cuentas con usuarios artificiales y robots desde EE.UU. “Segcom no tiene recursos para contratar nada de lo que sugiere la pregunta, y aunque los tuviera, ésa no es su política. Las cuentas del Presidente crecen orgánicamente debido a un trabajo meticuloso en redacción, uso de horarios, elaboración de productos gráficos y audiovisuales”.

Precisamente, esta semana un periodista del medio digital Daily Beast publicó en su cuenta en Twitter un contrato por 37.500 dólares, pagado por el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) al consultor estadounidense Alfredo Balsera, a inicos de este mes. El convenio es para mejorar la imagen del gobierno y para que expertos y otros líderes no gubernamentales en EE.UU. reciban mensajes directos sobre su gestión, en coordinación con el CIES y la Segcom.

También administrará las relaciones generales con los medios; asistirá en la creación de contenido relevante e historias destacas, entrevistas y análisis de portavoces de la administración.

En la Segcom explicaron que el contrato es parte de una estrategia para desmontar las noticias falsas que el correísmo difundió con su poll de cuentas, entre marzo y abril pasados, durante el pico de la emergencia sanitaria por el Covid-19 en Guayaquil.

Este tipo de contrataciones no es reciente. El pago por campañas informativas y de propaganda en el extranjero, con firmas estadounidenses, fue una constante en el gobierno anterior, con millones de dólares de fondos de gastos especiales y del presupuesto del estado.

La Segcom opera las cuentas del Presidente

La comunicación digital de la Segcom gestiona el día a día de las cuentas del Presidente. La estructura orgánica de la entidad tiene personal para definición de contenidos, información, producción y difusión no solo para redes, sino para todo proceso de comunicación.


Países de origen de los seguidores del presidente Moreno


 

La cuenta de Moreno promedia 1.633 me gusta por tweet, mientras que cuentas similares promedian alrededor de 267. Además, 1.150 retweets por cada tweet.

Alfredo Velazco, de Usuarios Digitales, dice que la cuenta del Presidente es una de las que tiene más usuarios con comportamientos anómalos, en el universo político nacional de Twitter.

Esta organización identifica estos usuarios bajo los siguientes parámetros:

  • Son cuentas recientemente creadas, la mayoría en este año
  • No tienen fotos de sus perfiles
  • Sus nombres son una combinación repetida de letras y números
  • Su interacción es repetitiva, replicando mensajes de páginas genéricas (poemas, mensajes positivos, fútbol, noticias)
  • Sus comentarios y réplicas se dirigen a determinados actores políticos

El año pasado, el New York Times publicó un reportaje indicando que el Gobierno había comprado seguidores (falsos) para mejorar la posición de la cuenta en Twitter de Moreno.

La Segcom explicó que efectivamente Twitter eliminó 1.019 cuentas en Ecuador, pero que, según el comunicado de la compañía, estaban vinculadas al partido Alianza País (AP). En buena medida eran falsas y dedicadas a difundir contenido sobre la gestión del presidente Moreno. “Hay una aseveración equivocada, ya que se refiere a cuentas relacionadas al movimiento Alianza País”.

Las cuentas de Twitter, Facebook e Instagram del Presidente son gestionadas por un equipo técnico coordinado por la Segcom en todas las plataformas. “Tienen un crecimiento orgánico constante, por lo que no se necesita realizar ninguna acción atípica para impulsar su incremento”, recalcó la Secretaría.

Esta entidad da las directrices de trabajo a las cuentas digitales de todas las instituciones del Ejecutivo. Pese a contar con ese gran aparato de difusión hay la percepción de que el oficialismo perdió la batalla en redes, especialmente frente al correísmo, que ha copado las plataformas digitales desde 2012.

Para el Gobierno, sin embargo, esa percepción sobre tendencias políticas coresponde a momentos y días específicos, “lo cual es de por sí un análisis limitado. Descuida otros factores como la dedicación del Ejecutivo para promover información verificada, sobre temas de interés público; no para caer en el juego sucio de estructuras que dentro y fuera del país se usan para promover contenidos negativos y fake news, y que en un alto porcentaje se viralizan artificialmente, dentro y fuera del país”.

Precisamente, se han identificado decenas de cuentas creadas desde el anterior gobierno que critican y hostigan a autoridades, políticos de otros partidos, abogados y periodistas, con sus miles de seguidores y un ejército de cuentas trolls.

“Asumir que se ´pierde la batalla´ porque un día en Twitter se posicionan determinadas tendencias negativas políticas, es mirar parcialmente la realidad de la comunicación que circula en el país”.


 

La portada de la cuenta en Twitter del Presidente se ha actualizado tres veces


 

El porcentaje de usuarios no confiables del Mandatario llegó al 44% el miércoles 17 de junio, según la herramienta Spark Toro de Twitter. Y se redujo en cuatro puntos, esta semana.

La mayoría de ellos apareció en Twitter en los últimos 120 días; no mantiene un comportamiento común de un usuario de la red social, sin una foto de perfil o dejando de interactuar por largos períodos de tiempo.

Velazco, no obstante, dijo que no puede calificar a estos usuarios no confiables como trolls para impulsar una tendencia política. “Sería cuestionable que se use dinero público para lavar la imagen de un funcionario público”.

Pero sus sospechas se acrecentaron el domingo pasado, luego de que el medio digital La Posta publicara un video denunciando las supuestas contribuciones ilegales a la campaña por la consulta del 2018, que impulsó Moreno.

El Jefe de Estado contestó en su cuenta con dos mensajes. “Refrán de mi abuela: Mientras más cerca estás del culpable, más nervioso se pone. Tienen todo el dinero del mundo y aún muchos se preguntan para qué robaron tanto (para cubrirse las espaldas y comprarlo todo)”.

Este mensaje recibió más de 4.000 retuits y 4.000 me gusta. Usuarios Digitales analizó 3.280 de esos clicks de apoyo. Descubrió que el 67% proviene de cuentas abiertas este año. “Es interesante que algunas tienen días de creación y cientos de seguidores”.

Además, el 67% de cuentas que replicó el mensaje tiene entre 50 y 101 seguidores. Estas cifras le dan una calificación de cuentas medianas.

Muchas manos para difundir un tweet

Hasta el 16 de junio, en la cuenta de Moreno se publicaron 3.970 mensajes. En la última semana disparó 12 tweets y 79 el último mes.

Redactar un mensaje en sus redes no es un trabajo espontáneo. En la redacción y preparación de sus trinos participan asesores, periodistas, las personas de confianza hasta la aprobación del Mandatario, según fuentes de Palacio.

En un día común de trabajo, el equipo de asesoría política pide a la Segcom que redacte una batería de posibles tweets. Los periodistas elaboran un listado de mensajes con sus respectivas ayudas gráficas, video o fotografía.

El presidente Moreno ha aparecido las últimas semanas en cadenas de televisión con un formato diferente, más fresco, con pantallas y otros recursos tecnolólgicos.

Asesores revisan ese trabajo y ajustan los detalles de redacción y estilo. Luego los escalan a funcionarios de mayor confianza como su consejera Rosángela Adoum o el ministro Andrés Michelena, quienes, dependiendo del caso, perfeccionan el contenido, y piden cambios antes de mostrárselo al Mandatario. Todo el proceso es supervisado por el sectetario de Comunicación, Gustavo Isch.

Las cuentas del Presidente mantienen registros de sus actividades con las herramientas que cada red ofrece. Los datos claves son el número de seguidores, horarios, demografía, etc.

Pese a esta planificación y procesos, el Presidente ha tenido resbalones. El último ocurrió cuando tuiteó una fotografía suya mirando una imagen de la premier alemana, Angela Merkel, bajada de Wikipedia, en un costado de su pantala de computador. En el trino, Moreno decía que había conversado con la mandataria, lo cual ocurrió, pero no como sugería su trino, en una treleconferencia, en tiempo real.

Ese mensaje, que fue eliminado a los pocos minutos, desató una oleada de críticas y memes en redes. El tema generó tendencias negativas para el Persidente. Incluso, la cadena rusa RT, en su versión en español, le dedicó un video para parodiar por el mensaje.

Moreno respondió con humor. Sostuvo que nunca hay que “perder la alegría, el optimismo y la esperanza”. Ese tuit se convirtió en el segundo con más reacción en lo que va del año, consiguiendo 7.334 réplicas y likes. El primero fue el refrán de su abuela.

En general, Moreno mantiene en sus mensajes un tono positivo, que evita la confrontación y la descalificación. Eso marca una diferencia sustancial con su antecesor, que ha usado las redes como herramienta de ataque y descalificaión sistemáticos a sus detractores.

Sus mensajes, según la Segcom, procuran “ser constructivos, promover el diálogo, la tolerancia, la defensa de la libertad de expresión y los derechos humanos; fomentan valores, difunden información y alientan a practicar valores cívicos”.

Síganos en: