Inteligencia seguía la pista de los 8 marinos que robaron la coca días antes de su captura

Las sospechas de que un grupo de ocho marinos se había asociado para quedarse con varios kilos de cocaína surgieron poco después del operativo realizado el 11 de agosto pasado en Galápagos. En esa operación la Armada y la Policía Antinarcóticos descubrieron 28 sacos de yute con decenas de paquetes de droga flotando en el océano.

Redacción Código Vidrio

La Fiscalía procesó a ocho miembros de la Armada, acusados de robar e intentar comercializar cuatro kilos de cocaína que escondieron en una bodega de la lancha guardacostas Isla Darwin.

No sería la primera vez que los miembros de la Marina ocultan cocaína incautada en operativos antinarcóticos en altamar, para luego comercializarla con narcotraficantes en Galápagos, según sospechan fuentes Antidrogas.

La jueza Ivonne Arroyo dictó prisión preventiva contra los uniformados Xavier Andrés M. P. y Luis Armando P. O. Y concedió medidas sustitutivas para Jéfferson Orlando V. G., Andy Gabriel T., Joel Javier A. T., Tony Ubaldo P., Darwin Xavier G. O. y Víctor Luis D. E. Ellos tienen prohibición de abandonar el país y deben presentarse periódicamente.

La droga que los marinos ocultaron fue sustraída de una incautación realizada en altamar, el 11 de agosto, por la Armada y la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado de la Policía.

Los uniformados capturaron los 28 bultos con unos 560 paquetes de coca, a 200 millas al sur de las islas. La droga fue descubierta en un patrullaje de la lancha Isla Darwin y un avión de exploración aeromarítima de la Marina.

Durante el operativo, los uniformados detectaron dos radiobalizas en el mar, que estaban amarradas a 14 sacos de yute, cada una.

El 11 de agosto miembros de la Marina y la Policía, con apoyo internacional, detectaron 28 sacos con paquetes de cocaína al sur de Galápagos. Foto cortesía de la Marina.

 

La radiobaliza es un dispositivo que emite señales de frecuencia, que solo pueden ser recibidas por satélites a cuya información acceden los narcotraficantes que arrojan la droga en altamar con flotadores. Otros pescadores, que también cuentan con teléfonos satelitales, reciben las coordenadas y recogen y la cocaína para trasladarla hacia Centroamérica.

Los sacos de yute y las evidencias descubiertas el 11 de agosto fueron llevadas a la isla San Cristóbal por la lancha guardacostas Isla Darwin. Luego fueron trasladadas a Guayaquil, custodiadas por personal de la Armada, que lo entregó a la Policía.

Las horas siguientes -según conoció este medio- agentes de Antinarcóticos supieron, por varias fuentes y medios, que varios de los marinos que participaron en la operación se habían quedado con uno de los sacos con los ladrillos de cocaína. Eso también fue corroborado y comunicado a Inteligencia de la Armada. Desde entonces coordinaron su detención, una vez que la lancha en que viajaban llegara a San Cristóbal, el domingo, a las 18:00.

Inclusive sospechan que los uniformados parte de la red no solo habrían sustraído cuatro kilos sino un saco completo con unos 20 kilos de cocaína, según fuentes cercanas a la investigación. Los 16 paquetes restantes ya habrían sido entregados a otros integrantes de la organización, entre el jueves y domingo. Eso deberá ser investigado y confirmado por la Fiscalía, dijo un oficial de la Marina.

Cuando las unidades Antinarcóticos y Canina realizaron el operativo el domingo anterior tenían información sólida de que una parte del alcaloide estaba oculta en la bodega de maniobras del guardacostas, que arribó al puerto “Tiburón Martillo”, de San Cristóbal.

Al caer la tarde, toda la tripulación, compuesta por cuatro oficiales y 21 marinos de tropa, fueron detenidos en flagrancia por pedido de la fiscal del Puerto Baquerizo Moreno, Leslie Chuqui Rivadeneira.

Ayer, en la audiencia de flagrancia, en la Unidad Judicial de San Cristóbal, la Fiscalía sustentó su acusación en los partes e informes policiales, la prueba de identificación preliminar homologada y el acta de verificación y pesaje de la droga incautada. Además, el informe de hallazgo y rescate de la droga, y la denuncia del director Regional Insular de la Armada.

La droga incautada el 11 de agosto fue trasladada por la Marina desde Galápagos a Guayaquil, donde fue entregada a la Policía. Foto cortesía Marina

 

Marinos reclutados para el narcotráfico

Un oficial de inteligencia Naval dijo que para quedarse con parte de la cocaína los marinos pudieron haber contando con la complicidad y participación de quienes recogieron los bultos junto a las balizas y de quienes los recibieron en el guardacostas.

La lancha Isla Darwin es empleada para operaciones antidrogas y de control de pesca ilegal. Tiene capacidad oceánica, que le permite navegar en alta mar.

“No se puede descartar que los tripulantes involucrados fueron reclutados hace algunos años por el crimen organizado, que también ha permeado a la Marina como a otras instituciones”, comentó un oficial. Sin embargo -agregó- esta fuerza aún no cuenta con un departamento de asuntos internos para investigar a sus miembros y su relación con organizaciones del narcotráfico.

La Marina informó que las investigaciones se realizan según los procedimientos establecidos, brindando todas las facilidades a la Fiscalía para que determine las responsabilidades del caso.

Además indicó que iniciará los procesos administrativos disciplinarios internos, cumpliendo la normativa legal que faculta sancionar con el máximo rigor a los miembros de la institución implicados en casos de esta índole.

2 comentarios en «Inteligencia seguía la pista de los 8 marinos que robaron la coca días antes de su captura»

  1. ¡Que desgracia todo está corrompido, que Díos se apiade de nosotros, severas sanciones para los delincuentes de cuello blanco y corbata

  2. El poder de la droga todo corrompe, OMG investigar si los marinos fueron obligados a delinquir, es una gran realidad, 😳🥺😪

Los comentarios están cerrados.