“Los auditores de Contraloría ocultaban informes y aumentos en su patrimonio, extorsionaban, eran parte de una estructura criminal”

ENTREVISTA. El contralor del Estado, Mauricio Torres, no se anda por las ramas. Quiere ponerle el cascabel al gato. Lleva adelante una serie auditorías internas a directivos, auditores y funcionarios que se guardaron informes para que caducaran, no fijaron glosas ni responsabilidades pese a evidencias abundantes, ocultaron alertas de incrementos injustificados en sus patrimonios. Favorecieron a exfuncionarios glosados. Según el Contralor, que lleva cerca de seis meses en funciones, en la Contraloría ha venido operando una estructura criminal en perjuicio

Lo más reciente

Tu apoyo económico es vital para mantener nuestra operación periodística y elaborar contenidos relevantes de interés público, de servicio a la comunidad, sin injerencias ni condicionamientos. Nuestro primer compromiso es con la verdad.