“Los auditores de Contraloría ocultaban informes y aumentos en su patrimonio, extorsionaban, eran parte de una estructura criminal”

ENTREVISTA. El contralor del Estado, Mauricio Torres, no se anda por las ramas. Quiere ponerle el cascabel al gato. Lleva adelante una serie auditorías internas a directivos, auditores y funcionarios que se guardaron informes para que caducaran, no fijaron glosas ni responsabilidades pese a evidencias abundantes, ocultaron alertas de incrementos injustificados en sus patrimonios. Favorecieron a exfuncionarios glosados. Según el Contralor, que lleva cerca de seis meses en funciones, en la Contraloría ha venido operando una estructura criminal en perjuicio del estado desde el 2008, cuando llegó al cargo Carlos Pólit, quien acaba de ser hallado culpable de lavado de dinero en Estados Unidos. 26 funcionarios son investigados penalmente en la Fiscalía, pero siguen laborando en la institución. Hay 3.000 informes que caducaron.

Por Arturo Torres

La Contraloría enfrenta el peor momento de su historia. El excontralor Carlos Pólit acaba de ser hallado culpable por lavado en Estados Unidos, y su predecesor, Pablo Celi, también fue sentenciado por corrupción. Con seguridad ellos no actuaban solos, tenían una estructura que operó por años en la Contraloría. ¿Qué acciones ha tomado usted para identificar a otros funcionarios involucrados en esta maquinaria criminal?
Empecé con tres exámenes de auditoría interna, o sea estamos haciendo exámenes a los propios funcionarios y auditores e la Contraloría, especialmente en las direcciones de responsabilidades, de revisiones y de predeterminaciones, que son las áreas más sensibles, donde van las responsabilidades. Es donde se han bajado a las glosas. Donde se negociaban las glosas, o inclusive se guardaban los informes hasta que caduquen por el paso del tiempo, digamos que se notificó, pero ahí quedó, no se siguieron los siguientes pasos.

¿No había algún sistema automatizado de alertas sobre los procesos?
No, todo hacían manual, se lo guardaron a discreción. Cuando yo llegué había como 3 mil informes caducados. Estamos investigando, ya vamos a saber con exactitud cuántos son.

 ¿Alrededor de 3 mil, es una estimación?
Es un cálculo, yo presumo. Pero con el examen que estamos haciendo vamos a tener la realidad. Que se quedaron, que no fueron despachados. Solo les guardaron y ya, se acabó todo.

 ¿Pero qué mecanismos se aplicaron?
Ocultaban los documentos, se los guardaban, o los desaparecían para así echar abajo todos los exámenes que les interesaban. Con eso se extinguieron glosas, multas… Cuando ya caducan los exámenes no se pueden notificar. La caducidad, ya sea en predeterminación o en responsabilidades. Se caducaron, se guardaron esos exámenes. Con la revisión que estamos haciendo a cada unidad vamos a determinar quiénes son los responsables, cuántos caducaron, y cuáles son las causas. Porque en algunos casos van a decir, “es que faltó personal” ya, pero eso no pueden ser todos. Y si yo si hubiera sido director de esa unidad hubiera priorizado, los de mayor cuantía acá, o empecemos después.

¿Para cuándo estiman que estaría listo, el resultado de las auditorías?
Yo creo que en un mes más ya tenemos los resultados de la auditoría.

Si funcionaba esta congeladora para hacer caducar los informes anteriores, también se han denunciado casos en los cuales los auditores simplemente no fijaban responsabilidades de diferente tipo, aunque había suficientes evidencias para hacerlo. ¿Qué se puede hacer en esos casos?
Tenemos algunos casos de esos. Estamos ya con cerca de 5 auditorías. En este momento la unidad interna de la Contraloría, que tuve que reestructurarla totalmente, está con mucho trabajo.

¿Tienen cinco auditorías concretas?
Aproximadamente son cinco, ya con declaraciones juramentadas. En un caso se hizo una auditoría a una entidad de contratos por 12 millones de dólares. Los auditores habían sido  cambiados tiempo atrás y no encuentran nada. Nosotros llegamos aquí, tuvimos ya una denuncia de eso. Analizamos el examen y en verdad hay muchas cosas que los auditores no dijeron nada. Ocultaban la información, solo faltaba decir “felicitaciones, siga adelante”. Revisamos y encontramos bastantes cosas, irregularidades. Es que hicimos un examen al examen, podría decirse. Ya no podemos revertir los resultados, ellos ya dejaron sacramentando a la entidad, pero lo que estoy haciendo es a los auditores, ellos tendrán que ir a la cárcel por haber hecho eso.

¿Entonces cometieron delitos?
Claro, ahí tenemos en la Refinería del Pacífico, otro examen. En otro caso también habían tenido guardadas en auditoría interna unos pedidos de declaraciones juramentadas a los servidores de la Contraloría, que habían hecho el contraste y tenían diferencias de 200 mil, 300 mil dólares. Una ex servidora de aquí, con un sueldo de 1.600, tenía en un momento 400 mil dólares, en tres años de patrimonio. Esto estaba guardado.

¿Se habían establecido discrepancias en los patrimonios de los auditores y ellos y sus cómplices ocultaron los resultados?
Ya estaba hecho el contraste, se establecieron irregularidades, había que hacer el examen. Analizamos una declaración del 2023 con la de 2018 y aumenta 500 mil. Pero se guardaron esos hallazgos.

 ¿Y quién establece qué pasa con los patrimonios de los funcionarios?
En planificación, nosotros pedimos que ellos hagan perfiles. Por ejemplo, yo pedí de todos los funcionarios de Contraloría los contrastes. Y a todos los que tuvieron aumento de patrimonio les estoy haciendo un examen. Aquí a los propios servidores. Pero esos que ya estaban ahí guardados son de gente que trabajó conjuntamente con los ex contralores, y tenían aumentos de patrimonio. Y que se guardaron la auditoría interna y no lo sacaron.

¿Entonces hablamos de que operaba un estructura criminal?
Claro, justo es una estructura. Hay estudios jurídicos que trabajan acá adentro, entonces no es malo tener un estudio jurídico y defender al que tiene una glosa. El problema es que hay gente de aquí que les daba información. Trabajan en conjunto para beneficiarse con los estudios.

¿Eran juez y parte?
Por supuesto. Hemos ya tratado de levantar algunos, algunos inclusive han renunciado. Hay personas que vacunaban aquí.

¿Cómo lo hacían?
Por ejemplo, el caso que me llegó la denuncia. Llegaba por ejemplo el examen que estaba caducado. Iba a salir ya el informe caducado diciendo “mire, caducó entonces usted ya no tiene nada”. Y les llamaban antes de que salga diciendo “mira, quieres que te arregle, da tanto”. Igual ya iba a salir, o sea estaba ya arreglado porque estaba caducado. Y aparte les iban a cobrar.

Para simbolizar un cambio radical, ayer, martes 21 de mayo, en el salón donde están los retratos de todas las cabezas que ha tenido la Contraloría, fueron ocultados los cuadros de Carlos Pólit y Pablo Celi, ambos sentenciados por corrupción. Foto cortesía

 ¿En lugar de auditar el uso de recursos públicos la Contraloría se usó para delinquir?
Totalmente. Esto estuvo ocurriendo mucho tiempo, pero estamos cambiando radicalmente, es la etapa de una refundación. Todavía deben haber algunos rezagos, pero estamos todos los días cambiando gente. La gente que trabajaba con estas personas está en Pomasqui, la mayoría, no están aquí en la sede. No puedo hacer nada, no puedo sacarlos porque están en investigación.

¿Son procesos abiertos que empezaron desde que usted inició?
Incluso en la Fiscalía.

¿Cuántos casos hay en la Fiscalía?
Son 26 servidores. Algunos, dos o tres, incluso son testigos protegidos, fueron parte de procesos. No los puedo tener aquí, pero tampoco los puedo botar.

¿Están procesados penalmente?
Están procesados penalmente, están en investigación en la Fiscalía. No puedo hacer nada hasta que salga algo para poderlos despedir. En otros casos sí se les abrió sumarios administrativos porque han seguido haciendo cosas, encontramos un caso de una persona que los activos estaba cobrando en la cuenta de la esposa. Tenemos otro caso en el que una servidora sacó la resolución ella, sin ser la autoridad jurídica, para beneficiar algunas cosas. Y con esa resolución comenzaron a hacer un montón de cosas ilícitas. Eso fue entre 2020 y  2021. Tuvimos que despedirla. Esa persona ya está afuera; estamos con varios sumarios administrativos. A otras personas yo mismo les he llamado a pedir la renuncia, algunos han renunciado, otros no se quieren ir.

¿Cuántas personas han sido sancionadas por estos temas?
Están con sumario administrativo como 5 o 6 personas.

¿Auditores?
De todo, la mayoría son de responsabilidades. Son las direcciones de juzgamiento, que se llama aquí. Tenemos también personal que ha renunciado en las direcciones de juzgamiento. Yo les he dicho “pasa esto, así que mejor váyanse”; algunos se han ido. No he podido comprobar, pero el hecho de que se vayan es porque hay algo. Hubo un caso que nos quisieron engañar con una auditoría a una empresa cuyo examen hicieron caducar a propósito. Les pedimos la renuncia a los responsables. Eran 7 millones de dólares. Me enteré y tuve que actuar enseguida. Nos siguieron una acción de protección, ganamos 11 millones para el Estado.

¿Entonces están en una etapa de identificar, sancionar y enjuiciar a los responsables. Luego se cuantificará el daño?
Exacto, ahora estamos buscando qué podemos rescatar de todo lo que tienen guardado. Para ir sacando antes de que se nos caduque. Es un trabajo duro, tenemos que reforzar el área de responsabilidades para que vayan detectando cuáles son las que todavía están rescatables. Encontramos 200 nombres de personas que nunca inscribieron las responsabilidades que les fijaron, no presentaron ni la impugnación, y no les inscribieron. Siguen trabajando hasta ahora.

 ¿200 exfuncionarios que fueron destituidos por glosas pidieron seguir trabajando en el sector público?
Así es: fueron destituidos. Y los funcionarios de Contraloría nunca inscribieron esas sanciones en el Ministerio de lo Laboral.

¿Sin la notificación no hubo ninguna consecuencia para que no vuelvan a ejercer cargos?
Sí. Ahí está el caso del exdirector del IESS, Richard Espinoza, la exministra Lady Zuñiga. No fueron inscritos 200 nombres. Fueron destituidos, pero nunca se inscribieron en el Ministerio.

¿Y por lo tanto podían seguir ejerciendo?
Y están ejerciendo. Siguen ejerciendo. Si no se quieren inscribir yo no puedo hacer nada.

¿Entonces, después de esta etapa, la realidad es que los procesos en los que estos funcionarios intervinieron son irreversibles, están en firme?
Claro. Estoy ahora buscando quiénes son los responsables para que paguen eso. Estamos haciendo auditoría interna también de los 200 nombres. Pero cambiamos todo. Es otro personal que no estaba trabajando antes en esta dirección. Son otros funcionarios, con un nuevo director, y queremos resultados. Si no les hago un examen también a ellos.

 ¿Cómo garantizar que este procedimiento no vuelva a ocurrir si no hay un sistema preventivo, que no sea discrecional de los funcionarios?
Ya tenemos el sistema preventivo, ya tenemos alertas, tanto para las auditorías como para el juzgamiento, cuando van a caducar nos dan alertas en la computadora. Tengo un sistema que también estamos controlando desde aquí, que veo como entra el informe, como sale, dónde se rebajan las cosas.

 ¿Es una trazabilidad?
Sí, comenzamos ya. Cosas que se pueden hacer aquí mismo. No hemos comprado un sistema. Estamos haciendo los programas. Con el mismo personal de aquí, sin gastar nada, estamos tratando de hacer programas que no había.

Uno de los mecanismos que aplicaba el ex contralor Pólit era que todos los exámenes importantes y glosas debían ser aprobados por él o a quien designe. Bajo ese esquema se ponían en la congeladora algunos de los informes para proteger a las autoridades del gobierno que eran intocables, a su amigos, o simplemente para negociar con ellos, exigir coimas.
En mi caso no es así. Cada director hace los exámenes y aprueba esos informes. Lo que llega al contralor y a los subcontralores es, por ejemplo, el tratamiento de recursos. Por ejemplo, en mi caso yo niego o acepto los recursos de revisión, pero que superan el monto de $90.000. A partir de ahí, yo soy el que niega o acepta el recurso. El subcontralor hace, en cambio, la parte de responsabilidades, acepta o niega tal monto. Son los directores de cada unidad los que hacen eso.

11 comentarios en «“Los auditores de Contraloría ocultaban informes y aumentos en su patrimonio, extorsionaban, eran parte de una estructura criminal”»

  1. Bueno, me parece puro cuento. Solo examenes especiales. La Norma de Control Interno emitida por la CGE 600 02 Revisiones periodicas establece la responsabilidad de la maxima autoridad realizar Auto Evaluaciones del Control Interno Institucional cada año. desde 2009 vigente todos los titulares son responsables no aplicarlo la norma y debieron y deben ser destituidos. Incluidos los que estan en funciones. TAECII’s son ka forma de cumplir, incluyendo Auditores Internos de la CGE en funciones en entidades públicas. Xavier Torres ofreció Auditoria Forense y Auditoria de Gestión. No dice nada solo exámenes.La deuda de control de la CGE es imparable, por alli debe empezar el CGE para planificar sus funciones. Según CR 2008 son: Control Interno, Auditoria Interna y Auditoría Externa. Necesita subcontralor especial para cada función y uno para responsabilidades. Auditoría se hace al año pasado, no a los 5 años de retraso que tiene la CGE en todas las funciones.
    CGE necesita asesores tecnicos en Control Interno y auditoria gubernamental, coordinar acciones a nivel institucional. No por exámenes especiales, estos deben wer auditorias forenses, pues hay denuncias o datos de acciones ilegales o perjudiciales. Apoyo voluntario ofrecido sin respuesta.. ya van 6 meses..

  2. Bien espero la moderacion, solo es asunto de conocer las normas técnicas y aplicarlas, podemos apoyar en forma voluntaria. Hay actividades que no generan valor al objetivo de la CGE, como declaraciones patrimoniales deben ser a los tres niveles superiores y monitorear en forma continua. Control vehicular es responsable cada entidad y en casos relevantes como el avion o los helicópteros si es necesario. Equipo caminero de municipio, prefecturas y el gobierno. SI!

  3. Eso es lo que se necesita, hacer una limpieza de funcionarios corruptos. El siguiente paso es una campaña para que se presente denuncias de afectados por informes amañados de los auditores, hay que socializar y sensibilizar a la gente para que vuelvan a creer en la gestión de la CGE.

  4. Es importante auditar prefecturas y municipios, ahi se atracan gran cantidad de fondos del estado

  5. Hay un caso especial q armaron para destituir al rector de la Universidad de Santa Elena, antes de la pandemia . Todo doloso, como una contraloría paralela,no dieron oportunidad a la defensa,porque escondían información .Pedido especial de un asambleista de la península,q en retaliación ,por no permitirle manejar espacios sensibles en esa U.armaron por un supuesto» nepotismo», q nunca existió. Resultado final:Sacaron a ese rector, el mejor q ha tenido esa universidad. Ese proceso debe ser declarado Nulo!

  6. En todo caso, bien por el nuevo contralor , sensible funciones , delicadas y patriotas, a la vez. Esperemos q se codee con buenos colaboradores , nuevos y se comprobada honestidad, y preferible q no sean, ni hayan pasado por ese medio, q sean de regiones de la costa, o provincia ajenas a esos procesos, sin contaminación política o administrativas. Voto de confianza y resultados urgentes de vuestra nueva gestión! Ahh y cuál es el procedimiento, en caso de verificar actos administrativos en los procesos amañados como el comentado ? .

  7. Ya lo hice, pero las respuestas de la entrevista genera mas inquietudes y no soluciones. Ejemplo Auditoría Financiera a Petro 2023 las firmas privadas no aceptan el riesgo, pero hay que aplicarla. El plazo esta paseando. La CGE o Xavier Torres es rel responsable directivo, si no hay firma privada es competencia del CGE y acepto hacerlo.?

  8. es un secreto a voces, como en la mayoria de instituciones públicas que el don dinero es el manda.

  9. Fácil es hablar y poder contar como funciona la corrupción en la contratación.
    Lo difícil es probar por la dilatación en el tiempo de los exámenes especiales de ingeniería.
    Existe algo fácil de cortar este tipo de delincuencia y es Solicitando a los perjudicados denunciar a cambio de devolver algo de ese dinero cuando contraloría recupere esos dineros.
    MUCHO SE HABLA DE QUE NO EXISTIERA CORRUPCION SI NO EXISTIERA QUIEN OFRECE PAGAR.
    PERO NO ES ASI, LAS AUTORIDADES QUE MANEJAN LAS INSTITUCIONES SE LA SABEN COMO COIMAR, ESTO ES EN INICIO CUANDO HACEN LOBBY PARA PACTAR EL PAGO, LUEGO CUANDO APRUEBAN LAS PLANILLAS PARA AUTORIZAR EL PAGO Y POR ULTIMO CUANDO SE PAGA LAS PLANILLAS.
    LA ESTRUCTURA ESTABLECIDA EN LAS INSTITUCIÓNES SON CORRUPTAS, PARTIENDO DESDE LA CABEZA QUE ES QUIEN COLOCA SU GRUPO TECNICO CORRUPTO TAMBIEN CORRUPTO HACEN DE LAS SUYAS.
    EL RESTO DE FUNCIONARIOS SE HACEN DE LA VISTA GORDA Y NADIE DICE NADA POR TEMOR A QUE LES DESPIDAN DE SUS CARGOS.
    NO ES FACIL TERMINAR CON LA CORRUPCION, PERO POR ALGO HAY QUE COMENZAR.

  10. RECAMBIO DE VACUNADORES EN LA CONTRALORIA GENERAL DEL ESTADO

    Nestór Toro, asesor suyo en Guayaquil encabeza a su nombre, la banda de vacunadores que Ud tiene. Su asesor en complicidad con el «CERDO BLANCO» Ing civil Geovanni Nicola, han puesto tarifas mensuales a las direcciones proviniales de Los Rios, El Oro y Santa Elena. $ 20.000 es el valor. Nicola conocido por patear en sus sucios arreglos desde Polit, es el encargado de abandar a los auditados y pedir anticipos para los futuros examenes especiales, como los GAD de Quevedo, Buena Fé, Vinces; y Machala, Huaquillas y Arenillas.

    El la dirección provincial del Guayas operan los supervisores Illescas, Demera y Moran; Ing Com Lorena Proaño, full vacunadora.

    Hay una distinguida auditora, funge de Jefe de Equipo en el examen especial al EX ALCALDE DE NARANJAL, Ing Com Carla Oalla; ya le vacunó conjuntamente con Nestor Toro, su asesor, el acuerdo es de $ 120.000; entregaron $ 60.000 y la diferencia luego de la lectura del borrador del informe. Deberia cuidar a sus allegados y auditarles sus patrimonios a Toro, Olalla, Demera e Illescas.

    Ser y parecer Sr Contralor, fin de semana como huesped de Jimmy Jairala en su finca via a la costa, con buen licor o su reunión con el prefecto de El Oro, Clemente Bravo y su hijo, el que esta detenido por narcotraficante. SER Y PARECER SEÑOR CONTRALOR, los vicios masculinos también pasan factura y ha Ud lo debilitan.

    SER Y PARECER SEÑOR CONTRALOR, sus auditores internos Almeida, Carrera, Redroban, Rodriguez entre otros, tienen prontuario, seguramente NO CONOCIA y solo se enfoco en los becados de Capacitación. SER Y PARECER SEÑOR CONTRALOR

Los comentarios están cerrados.