El Paisa compraba base de coca, controlaba los laboratorios…

PERFIL. Juan Fernando Hurtado Rodríguez, alias El Paisa, es un pez gordo en la estructura de las disidencias de las FARC, que se dedican de lleno al narcotráfico, la extorsión y otros delitos en varios departamentos de Colombia y en la frontera con Ecuador.

Redacción Código Vidrio

El Paisa fue parte del Frente Oliver Sinisterra (FOS), integrado por colombianos y ecuatorianos, que operan entre Nariño y Esmeraldas. De hecho fue parte de la comisión de alias El Mocho, cabecilla de finanzas del FOS, que en marzo del 2018 secuestró en Mataje, Ecuador, al equipo periodístico de diario El Comercio, integrado por el periodista Xavier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Su captura en Nueva Loja, Sucumbíos, este miércoles 16 de febrero, es considerada un duro golpe a la estructura ‘Carlos Patiño’, del GAOR disidencias FARC «Primera Facción». Era el cuarto al mando de esa organización narcodelictiva.

Las últimas semanas, “El Paisa” se había trasladado a Nueva Loja, Sucumbíos, para convertirse en el coordinador con el GIA ‘Comandos de Frontera’ y así expandir el brazo armado y de narcotráfico del Comando Coordinador de Occidente, especialmente de la estructura Carlos Patiño. ‘El Paisa’ es un gran conocedor de las rutas del narcotráfico en el sector de frontera hacia países del sur de Colombia.

Relevó a alias ‘El Sosper’, asesinado en diciembre del 2021, quien era el jefe financiero de los Comandos de la Frontera, antes conocido Frente 48 de las Farc, que por años fue liderado por Olidem ‘El Gordo’ Solarte.

El 14 de marzo del 2021 apareció un video donde Los Comandos de la Frontera- Ejército Bolivariano (C.D.F.-E.B.) realizaban varios anuncios, uno de ellos era la intención de unirse a las Farc-Segunda Marquetalia.


ORGANIGRAMA DE LAS CABEZAS DE LAS DISIDENCIAS


En un nuevo video divulgado al día siguiente El Paisa aparecía junto a uno de los máximos comandantes de las Farc-Segunda Marquetalia, Jesús Santrich.

El Paisa se había retirado del proceso de paz en 2018. Eso debido a la incursión de un comando armado de unos 30 hombres que buscaba sacarlos a la fuerza de la ETCR de Miravalle, en San Vicente del Caguán en el Caquetá. Ese día se encontraba con Iván Márquez y la mayor parte de las fuerzas especiales farianas de La Teófilo Forero. Reapareció en agosto de 2019, cuando junto a Iván Márquez, Jesús Santrich y Romaña, entre otros, anunciaba que retornaba a la lucha armada.

En el video divulgado por la Agencia de Prensa Análisis Urbano El Paisa reapareció hablando por primera vez después de haberse retirado del proceso de paz entre las Farc y el Estado colombiano. En su aparición anunció que las Farc- Segunda Marquetalia y Los Comandos de la Frontera- Ejército Bolivariano (C.D.F.-E.B.) se habían aliado para enfrentar al gobierno de Iván Duque Márquez.

EL Paisa fue entregado ayer en el Puente Internacional de Sucumbíos a las autoridades colombianas.

Encargado de inteligencia delictiva

Según informes del Ejército colombiano, tenía experiencia en manejo de masas y proselitismo armado, de material logístico y bélico para la estructura.

También era el responsable de realizar inteligencia delictiva, para ejercer control territorial y mantener la seguridad de los cabecillas.

El Paisa, de 39 años, era el encargado de la comisión que delinque en el municipio del Bordo Patía sobre la cordillera occidental del departamento del Cauca, en el centro de Colombia.

Se dedicaba a dirigir el cobro de extorsiones, la adquisición de pasta base de coca y de dar seguridad de los diferentes laboratorios para el procesamiento del alcaloide. También era el encargado de realizar propaganda para el reclutamiento de jóvenes sobre los corregimientos de Brisas (cerca de la frontera con Ecuador), La Fonda, La Mesa, Quebrada Oscura, La Planada, Pan de Azúcar y Santa Cruz.

Los últimos meses venía aumentando su presencia sobre los corregimientos de San Alfonso, Monares, Capitanes, Caspicaracho, Olaya y Las Tallas del municipio de Balboa (Cauca), donde habría realizado hostigamientos a unidades militares adscritas a la Vigésima Novena Brigada del Ejército en Colombia.