El Gobierno desmiente supuesto escándalo del presidente Noboa en Madrid

El Gobierno desmintió un supuesto espectáculo protagonizado por el presidente Daniel Noboa, durante una visita a España a fines de enero pasado, denunciado por el medio español El Debate. Según esa publicación el mandatario estuvo en un restaurante japonés hasta las 3 de la madrugada, sin tomar en cuenta los protocolos de seguridad, lo cual habría generado una queja del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país. La Cancillería rechazó el contenido de la crónica que «carece de veracidad» y aclaró que no existió ninguna comunicación de protesta. Foto Presidencia de la República.    

Redacción Código Vidrio

El Gobierno negó enfáticamente que el presidente Daniel Noboa hubiera protagonizado un escándalo durante una visita oficial a España, el 25 de enero pasado, saliendo al paso de una denuncia que hoy difundió el medio español El Debate.

En un comunicado oficial la Cancillería indicó que el Gobierno rechaza categóricamente el contenido de la noticia de ese medio, «ya que carece de veracidad». Agrega que no se ha recibido ninguna comunicación oficial por parte del Gobierno de España. Además que la Embajada del Ecuador en España mantuvo, en todo momento, una adecuada coordinación con las instancias diplomáticas correspondientes para el cumplimiento de la agenda oficial llevada a cabo en ese país. «Las aseveraciones del medio español son falsas y buscan dañar la buena imagen del Gobierno», enfatizó el comunicado.

Según ese medio español, Noboa “protagonizó un escándalo en un restaurante en Madrid e hizo un uso indebido de la escolta policial que se le asignó empleando los coches oficiales para irse de fiesta hasta altas horas de la madrugada”.

Durante esa visita en España, Noboa se reunió con el Rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Y estuvo acompañado por una nutrida delegación de autoridades ecuatorianas.

El secretario de Comunicación, Roberto Izurieta, rechazó también la publicación y aseguró que era totalmente falsa.

Código Vidrio conoció extraoficialmente que al parecer lo que ocurrió fue un malentendido, porque la Guardia Española no fue informada oportunamente de que el presidente Noboa se desplazaría al restaurante japonés de alta cocina japonesa Ikigai. “Este desfase preocupó a las autoridades españolas que habrían querido ser informadas oportunamente y enviar un equipo escolta que acompañaba a la delegación presidencial”, indicó un funcionario, que pidió la reserva.

Pero el Mandatario fue al restaurante y salió a las 22:30 sin protagonizar ningún incidente, agregó.

“Llévenme de farra, llévenme de farra”, gritó Noboa mientras salía del restaurante del barrio de Salamanca en el que acababa de cenar, según la publicación de El Debate, que fue calificada por fuentes del gobierno como “mal intencionada”.

“Mientras esto ocurría -agrega la crónica- ante la atónita mirada de un amplio efectivo policial, que velaba por su seguridad, el presidente ecuatoriano, de manera aparente bajo los efectos del alcohol, lanzaba billetes al aire que sacaba de un fajo que guardaba en uno de sus bolsillos. Eran las tres de la madrugada del 25 de enero de 2024. el lugar donde ocurrió este episodio fue el restaurante de alta cocina japonesa Ikigai, ubicado en la calle Velázquez. El dispositivo de seguridad que presenció la escena estaba conformado por quince agentes de paisano de la Guardia Civil y diez de la Policía Nacional que estaban apostados con metralletas en los edificios aledaños. En paralelo a los agentes españoles también estuvieron presentes catorce personas de seguridad ecuatoriana, indica el reportaje.

Los escoltas habrían subido a Noboa al carro blindado con cierta dificultad. El vehículo se lo había prestado Felipe VI unas horas antes, añade el medio. Era un Mercedes Benz W220 que el Jefe del Estado sólo deja en muy contadas ocasiones. «Fue una deferencia que Su Majestad quiso tener con él por la situación tan delicada en la que está Ecuador, pero nunca nos imaginamos que lo iba a usar para irse de fiesta», contó a El Debate una de las personas que participó en la ejecución del despliegue de protección a Noboa desde la Casa del Rey. Además de este vehículo, la comitiva que acompañó al presidente ecuatoriano en la polémica cena estaba conformada por seis autos más y cuatro motocicletas de la Policía que le abrían el paso por las calles de Madrid.

Noboa no cenó sólo en Ikigai, según destaca la nota de El Debate. El Presidente habría estado acompañado de un grupo de personas de su círculo íntimo que fueron testigos del episodio. «Pegadas a él en la mesa estuvieron Sade Fritschi Naranjo, ministra ecuatoriana de Ambiente, Agua y Transición Ecológica y Diana Angélica Jácome Silva, asesora de Presidencia». También estuvieron Wilma Andrade, embajadora de Ecuador en España; Cynthia Gellibert, subsecretaria general del Despacho Presidencial; el teniente coronel Danilo Villena Viteri, edecán del presidente de la República, entre otros.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de España negó haber enviado una nota de protesta o una queja por estos supuestos incidentes en Madrid.

En España, el presidente Noboa participó junto a los Reyes Felipe y Sofía en la 44ª edición de la Feria Internacional de Turismo.