El correísmo alcanza 9 millones de personas en Facebook sin pagar un centavo

La Senain, la Secom y la Secretaría de la Administración formaron un tridente, desde el cual Rafael Correa, mientras estuvo en el poder, armó su maquinaria de información, propaganda y fake news en redes sociales. En su gobierno se crearon decenas de grupos y cuentas en Facebook, Twitter, WhatsApp y Telegram, con miles de simpatizantes. Hoy, buena parte de ellas son usadas para difusión de todo tipo de mensajes, verdaderos y sesgados, incluidos audios, videos y fotos falsas. El libreto incluye cuentas masificadoras, influenciadoras y de ataque, dirigidas, según verificamos, por algunos políticos del correísmo, que siguen las directrices del exmandatario.

Redacción Código Vidrio

El correísmo armó en Ecuador una estructura informativa, de propaganda y fake news de tal magnitud, que solo en Facebook puede alcanzar 9 millones de personas, sin invertir un solo centavo. Este impacto no es casual ni improvisado. Ni se levantó de la noche a la mañana. Se construyó desde cuando Rafael Correa estaba en el poder, con la intervención de un tridente compuesto por la Senain, la Secom y la Secretaría de la Administración.

Más de 100 grupos creados en esta red social son los propagadores de mensajes. Algunos tienen 50 mil seguidores. A partir de esa plataforma, cuentas masificadoras, cuentas influenciadoras y de ataque viralizan todo tipo de contenidos, entre reales y distorsionados, para minar la credibilidad del gobierno, en medio de crisis específicas, según el análisis de datos que hicimos. Las más recientes fueron la de las cárceles, a mediados del año pasado, la del paro de octubre, y la del coronavirus.

¿Cómo nació este aparataje?  Las piezas de la maquinaria se ensamblaron años atrás, desde la Secretaría de Inteligencia, que desapareció y fue reemplazada por el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES). En este engranaje fueron fundamentales para masificar contenidos -factuales así como tergiversados- las secretarías de Comunicación y de la Administración Pública (Snap).

Todas las semanas el entonces presidente Correa mantenía reuniones con Rommy Vallejo, jefe de Inteligencia, y con Fernando Alvarado, para coordinar el manejo y divulgación de información. En esta foto aparecen los tres en una cita en la Senain, hoy CIES. Foto de archivo.

La Senain se convirtió en un cuarto de guerra con una misión subterránea y opaca, especialmente luego del 30S, en el 2010, con la insubordinación policial contra el gobierno.

Generaba información recabada por agentes e informantes para que la Secom y la SNAP diseñaran y enfilaran ataques indiscriminados contra blancos en redes sociales. Los objetivos eran políticos, opositores y periodistas, según dos agentes que en esa época trabajaron en algunas operaciones de seguimiento y perfilamiento y hablaron a cambio de mantener su identidad en reserva.

Precisamente, el grupo Soy Revolución, en Facebook, se remonta a los años dorados de la Revolución Ciudadana. Recibe información del activista chileno Patricio Mery Bell. (A propósito, en un video, difundido este miércoles por redes, el chileno difamó a este portal, indicando que recibe financiamiento de la CIA y del Gobierno. Meses antes ya había arremetido contra nosotros en Twitter, luego de perdirle su vesión para esta investigación). Mery Bell, quien vive en España, está ubicado como una de las cabezas de la estructura de desinformación.

Dice ser periodista y vivió en Ecuador. En el anterior gobierno asesoró, sin nombramiento, al excanciller Ricardo Patiño y al ex vicepresidente Glas. Con el cambio de Gobierno voló a Europa.

 CUENTAS INFLUENCIADORAS, MASIFICADORAS Y DE ATAQUE 

La ruptura Correa-Moreno desató la guerra cibernética

Aunque Correa dejó el poder el 2017, una parte del aparataje que montó en su gobierno, con miles de cuentas trolls, decenas de plataformas, páginas de Internet, influencers y medios, no fue traspasada a su sucesor Lenin Moreno, según funcionarios consultados de comunicación.

Con la ruptura, los seguidores de @Mashirafael no se replegaron. Emprendieron una especie de guerra de guerrillas desde un terreno que conocían a la perfección: las redes. Se reagruparon y empezaron una campaña contra el oficialismo, alineándose con Correa, quien es prófugo de la justicia y se encuentra en Bélgica.

Una medición oficial que analiza el impacto de las arremetidas durante la crisis sanitaria por el Covid-19, determinó un crecimiento explosivo en los mensajes enviados desde esas cuentas, parecido a lo ocurrido en el paro de octubre. El 50% de ese contenido trucado provino de México, el 30% de Ecuador y el restante de otros países.

 

La Senain se volvió el ‘cuarto de guerra’ donde sus agentes de contrainteligencia recababan información de forma clandestina sobre actores políticos de la oposición, empresarios, activistas, sindicalistas, directivos y periodistas. Así levantaban perfiles con seguimientos detallados, que luego eran compartidos con la Secom. Foto de archivo.

Las útimas dos semanas, el ex mandatario y sus militantes detonaron más de 4.000 mensajes contra el régimen. Esa información incluía grabaciones de audio y videos para generar zozobra entre la población. Contenidos sobredimensionados y distorsionados se confundían con críticas y denuncias de personajes y militantes del correísmo contra el régimen.


Las tropas cibernéticas, que manipulan mensajes y noticias en las redes, son un fenómeno generalizado y global. Muchos países emplean un número significativo de personas y recursos para gestionar y manipular la opinión pública en línea, a veces dirigidos a audiencias nacionales y a públicos extranjeros. Ecuador, hasta el 2017, fue uno de 28 países donde el gobierno llevó a cabo una manipulación organizada de redes, según un informe de la Universidad de Oxford, Inglaterra


Desde febrero se han difundido noticias sesgadas o descontextualizadas, sobre la falta de equipos para los médicos, cierres de bancos; especulación y desabastecimiento de víveres; críticas al presidente y su equipo; exposición constante de fotos y videos con cadáveres o enfermos, algunos registrados en otros países. Muchos hechos han sido sobredimensionados, otros distorsionados, según verificamos.

En este contexto, el gobierno asumió el golpe a su credibilidad por su limitada capacidad para el manejo de la pandemia, especialmente en Guayaquil, donde el contagio se desbordó y ha causado hasta el jueves 2 de abril 120 fallecidos. La previsión es que la mortandad podría alcanzar a 3.500 personas en Guayas, según reconoció el Gobierno.

Aprovechando los errores y demoras en la respuesta oficial, desde la página Legión Ovejuna, creada en abril de 2018 (más de 16 mil seguidores), los ataques han sido incesantes, según monitoreamos. Está a su vez está relacionada con la página Memes con Correa, creada a fines de abril de 2016, que llega a 33.500 seguidores. Publicó un meme, según el cual Lenín Moreno pedía quedarse en casa, mientras él volaba a Galápagos. El administrador de ambas tiene relación con una activista vinculada con las protestas de octubre de 2019.

Otras 18 páginas web viralizan mensajes a favor del correísmo. Una de ellas es Crisis, creada en mayo de 2019. Este primero de abril, la página difundió la nota de opinión titulada “El virus de la persecución política se reactiva”, en respuesta a la investigación periodística que difundió este portal.

La colmena y sus abejas

El octágono era la figura geométrica predilecta del correísmo, en sus años de bonanza. Sistemáticos, metódicos y disciplinados estaban convencidos que se funcionaban como un panal de abejas disciplinadas. Ningún cabo quedaba suelto.  En el corazón de la colmena estaba el ex presidente, generador y estratega de comunicación y propaganda, junto a los hermanos Alvarado.

Esta operación arrancaba religiosamente las noches de cada lunes. Si no estaba fuera de Quito, el exmandatario recibía al jefe de la Senain, Rommy Vallejo, en su despacho en el Palacio. Los encuentros eran inamovibles en la agenda con Vallejo, uno de sus hombres de su extrema confianza.

Buscamos la versión de Vallejo, pero no pudimos ubicarlo.

Al terminar las reuniones en la Senain, empezaba el trabajo con las cabezas de la Snap y Secom. La información recopilada por los agentes de contrainteligencia era compartida con autoridades comunicacionales, que decidían por dónde iban los tiros, contó un ex funcionario, que pidió el anonimato por seguridad.

Si la campaña era a gran escala se encargaba Vinicio Alvarado, su equipo y sus agencias de publicidad de confianza. Para arremeter contra los medios y “aclarar sus mentiras” estaba la Secom, al mando de Fernando Alvarado. El objetivo central era posicionar la «verdad oficial», solo perturbada por la prensa y opositores con denuncias de corrupción.

Los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado apuntalaron la estrategia para controlar y copar las redes sociales, sorteando así a los medios tradicionales. Además contaron con un pool de medios oficialistas, para difundir información oficial, mensajes propagandísticos y fake news y desprestigiar a opositores. Foto cortesía de la Presidencia.

Desde sus oficinas se manejaba un pool de medios oficialistas, que emprendían ataques selectivos contra opositores. Además, se preparaban las sabatinas, que eran el punto culminante del escarnio.

La técnica preferida para esa guerra se denomina “individual targeting”. Expertos en comunicación indican que se trata de identificar a un crítico para que los soldados digitales lo silencien en grupo.

Los hermanos Alvarado encumbraron una lista de famosos, carismáticos o polémicos personajes reales y virtuales, devenidos en los pastores (influencers) de una tropa cibernética, conocida como “guerreros digitales”.

Desde 2012, los guerreros atacaban en legiones a quienes criticaban a Correa y su gobierno.  No importaba el blanco, podía ser un político, un medio, periodista o cualquier ciudadano. Todos tenían su respuesta inmediata y masiva. Los guerreros, jóvenes en su mayoría, son fervientes seguidores de Correa, tuiteros por excelencia. En dos ocasiones fueron invitados por el expresidente a almuerzos en el Palacio. Hoy, muchos actúan por su cuenta, apoyando al movimiento del expresidente, pues consideran que Moreno los traicionó.

Los combatientes digitales

Este mismo libreto se aplica hoy. Al frente de las tropas  están las cuentas influenciadoras dirigidas por Correa. En la primera línea de batalla aparecen Soledad Buendía, Gabriela Rivadeneira y el ex canciller Ricardo Patiño, desde su refugio en México.

Buendía negó ser parte de ese aparataje. Dijo que estaba alejada de la política y dedicada a la academia. Mientras que el excanciller rechazó cualquier particpación suya y de Rivadeneira en la supuesta divulgación de noticias falsas, insistiendo en que son distractores del gobierno, por el mal manejo de la crisis.

El abogado del exmandatario, Fausto Jarrín, rechazó su vinculación con las campañas de noticias falsas, y la calificó como descabellada para distraer errores del gobierno por el manejo del coronavirus.

En el siguiente nivel operarían las cuentas de los personajes más influyentes del correísmo. La más importante es del ex vicepresidente Jorge Glas, sentenciado por asociación ilícita, preso en Latacunga. Sus cuentas son manejadas por excolaboradoras, que están en el radar de los servicios de Inteligencia.

Otras cuentas señaladas corresponden a los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado, prófugos. El primero siempre tuvo un perfil bajo: fue más cauteloso con sus mensajes en redes, sus apariciones públicas fueron esporádicas. El 2018 subió solo siete mensajes en Twitter.  Un año después replicó dos mensajes; sin embargo, desde el 22 de marzo pasado, retuiteó seis, todos relacionados con el Covid-19, con críticas oficialismo.

Su hermano, en cambio, puso su último mensaje en Twitter el pasado 8 de enero, a propósito del trabajo de los periodistas. Él también es parte del grupo en Telegram MashiRafael-Comunidad, que tiene 1.340 miembros, con el link t.me/MashiRafaelOficial.

Desde este chat se comparten datos con el canal Rafael Correa, que tiene 4.515 integrantes en Telegram.

Estos dos canales se vinculan entre sí, comparten noticias falsas, que son difundidas en Facebook y Twitter; la principal aspiración es generar el caos político en el país.

Esos grupos están conformados por personajes de la Revolución Ciudadana, que viralizan todo tipo de contenidos, entre sus miles de integrantes. Luego, ellos los viralizan en otras redes, principalmente WhatsApp y Facebook.

Ubicamos a Fernando Alvarado, quien negó haber participado en la difusión de noticias falsas. Si bien confirmó ser parte del grupo en Telegram dijo que no ha usado ese canal para propagar mensajes trucados.

LOS GUERREROS DIGITALES Y SU EMOTIVA DESPEDIDA A CORREA

Sobre el manejo de su cuenta en Twitter respondió: “No he publicado ni siquiera un like al Papa desde diciembre pasado, no he activado nada de nada. Pero quizá debería preguntarle a la Alcaldesa de Guayaquil, a periodistas y otros políticos como Jaime Nebot, y los presidentes de El Salvador y Guatemala… son millones de reproducciones que se replican de cientos de voceros conocidos, ciudadanos comunes y medios. La tragedia que vive el Ecuador no necesita de fake news, es tan fuerte y evidente que desgarra el alma”.

Según información oficial, muchas de las cuentas masificadoras y plataformas de difusión, así como grupos y comunidades virtuales de esta campaña fueron creadas desde el anterior gobierno, específicamente por iniciativa de la Secom, cuando usted estaba al frente. ¿Es eso cierto?

-“Yo fomenté a tuiteros jóvenes entusiastas para que se conviertan en defensores de la verdad, y que ayuden a combatir la desinformación. Pero ellos tienen vida y pensamiento propio desde hace muchos años”.

¿Qué papel jugaban los Guerreros Digitales mientras usted estuvo al frente de la Secom?

-“Combatir la desinformación. Pero insisto, estos colectivos en las redes tienen su vida propia y activan según sus puntos de vista y convicciones personales”.

¿Qué importancia tuvieron para el gobierno de Correa en el campo de la comunicación estratégica las redes sociales?

-“La misma importancia que tienen hoy en día, incluso cobrando cada vez más fuerza frente a los medios tradicionales. Esto según su dinámica, para bien y para mal”.

Los asambleístas con más seguidores

En esa misma línea de ataques y cuestionamientos al oficialismo también se señalan cuentas de asambleístas, muy activos en redes. Entre ellos Marcela Aguiñaga, Pabel Muñoz o Ronny Aleaga, quien publica sus actividades en el legislativo y cuestiona al Gobierno.

El tercer círculo de la estructura lo integrarían ex funcionarios, figuras de las redes y periodistas. En primer línea destaca Roberto Wohlgemuth, con 19.000 seguidores en Twitter. Él fue uno de los hombres más cercanos a Vinicio Alvarado, cerebro gris detrás de todo el aparataje comunicativo, publicitario y propagandístico. Luego fue consejero de Correa, justamente para el manejo comunicacional de redes sociales.

Ubicamos a Wohlgemuth para tener su versión. “Como miles de ciudadanos soy uno más que se expresa en redes sociales. Como miles, me indignan la indolencia, la negligencia, las broncas internas del gobierno, la propaganda estatal y política de Sonnenholzner para aprovechar la situación y favorecer su candidatura, el abuso en el tema de compras públicas, el persistente intento de culpar y perseguir al correísmo y usarlo como cortina de humo para justificar su fracaso”, señala y agrega que el mismo gobierno es el que genera falsedades y desinformación.

Decenas de jóvenes se integraron a «Guerreros Digitales» desde el anterior gobierno. Difundían información oficial, amplificaban sus campañas y atacaban a los principales críticos del gobierno en redes. Su campo de batalla ha sido Twitter. Uno de sus objetivos, según Fernando Alvarado, era combatir la desinformación. Foto, captura de video.

“Mi cuestionamiento -agrega- siempre es directo. En ninguno de mis mensajes falto a la verdad y si así fuera lo borro y me disculpo. No son las redes las que generan zozobra en medio de la crisis, es el mal manejo y la falta de voluntad política por resolverlo. No hay políticas públicas claras ni definiciones”.

Otro personaje de peso en redes es Amauri Chamorro, quien como un consultor externo mantuvo una relación cercana con la Secretaría de la Administración y otras instituciones del Estado. Él también está en los chats de Telegram del correísmo, junto a la asambleísta Soledad Buendía. No pudimos contactar a Chamorro, que vive en el exterior.

Con esa misma fuerza hay otros personajes famosos en redes como Elba Camacho, conocida como Eby, quien llegó a tener 72.379 seguidores en Facebook.

Es reconocida por sus videos ácidos y punzantes, en los cuales cuestiona duramente al gobierno, por distintos casos de supuesta corrupción. En las protestas de octubre, según los reportes de Inteligencia, tuvo contactos telefónicos con personas cercanas a las autoridades de la Prefectura de Pichincha, y las últimas semanas reactivó sus críticas.

“Tiene vínculos telefónicos con Graciela X. y Mateo X., en chats de WhatsApp que administraba Magdalena X., quienes a su vez se comunicaban con autoridades de la Prefectura, enjuiciados en el caso Soberanía, por intentos desestabilizadores contra el régimen en octubre”, según investigadores de la Fiscalía.

Buscamos la versión de Camacho, pero no pudimos localizarla.

En el siguiente nivel de ‘influencers’ hay también periodistas identificados con el correísmo, que tienen miles de seguidores en Twitter. Son duros críticos del Gobierno y hasta el 2016, uno de ellos estuvo en el equipo de comunicación de ministros de Correa.

La mayoría participa directa e indirectamente en la difusión de mensajes -reales, falseados y sobredimensionados- que se comparten luego por otros usuarios en páginas potentes como Somos+, con 2.085 seguidores en Twitter y 165.302 en Facebook. Esta, precisamente, fue una de las cuentas creadas por la Secom para la campaña los “Honestos Somos Más”, lanzada en el 2014.

Se suman Enlace Digital, abierta en el anterior régimen por la Secom, con más de 54.000 seguidores; Correístas, con 161.599 seguidores en Twitter; y Voces Ciudadanas, con 65.000 seguidores, según constatamos tras un rastreo digital. Andrés Durán, uno de los productores de esta última página dijo que no tenían “nada que ver con el correísmo”. “Hacemos periodismo desde distintos puntos de vista, contextualizado y contrastado, en función de las exigencias de nuestro público”.

PLATAFORMAS MASIFICADORAS DE CONTENIDOS

Finalmente, aparecen Misión RC y Yo apoyo a Rafael Correa.  También las páginas de Datos Certero y Ecuador Play, que no tienen administradores públicos, replican denuncias contra el Gobierno y los mensajes de los seguidores de la Revolución Ciudadana. Todos sus movimientos son sincronizados con los “Guerreros digitales”, encargados de generar más interacción y alcance en redes.

Cuando este engranaje trabaja a todo vapor puede llegar a 9 millones de usuarios en Ecuador y el mundo, una bola de nieve incontenible.


Correa, tuitero compulsivo durante la crisis

Desde su cuenta en Twitter, Correa disparó a quemarropa desde el 28 de febrero. Un análisis pormenorizado que hicimos de su actividad en esta red social, muestra que el exmandatario se volvió un tuitero compulsivo.

El pasado 28 de marzo, el exmandatario trinó 3 mensajes y replicó otros 18, dos de ellos, emitidos por su coidearia, la asambleísta Marcela Aguiñaga.

El día previo, tuvo 50 posteos en esa red social. Siete fueron mensajes propios. “No hay tiempo. Se necesita Gobierno ya”, fue uno de sus trinos.

Todos tienen un tono acusador y apocalíptico por el manejo de la crisis sanitaria. “No me importan cálculos políticos. Este gobierno criminal tiene que irse, antes que nos mate a todos. Un presidente incapaz y ausente. Un burguesito jugando al héroe”, posteó en cambio la víspera.

Previamente, escribió en esa red: “Esta crisis nos tomó sin liderazgo,  con un sistema de salud debilitado y una economía destrozada”.

En apenas 12 días, Correa escribió y replicó 637 mensajes en esa red social. Retituea continuamente trinos de Virgilio Hernández, Orlando Pérez, Compromiso RC, Paola Cabezas y Marcela Holguín. Desde Telesur,  donde trabaja Pérez, y Ruta krítica se amplifican las arremetidas contra Moreno, otros actores políticos, medios y periodistas. Son medios abiertamente defensores de Correa y sus tesis.

La asambleísta Cabezas explica que ser parte del movimiento que respalda al expresidente Correa no implica que ella haya participado en ninguna campaña desinformativa contra el Gobierno. «Todo lo que publico en mi cuenta está argumentado, abiertamente he cuestionado al régimen de manera frontal y transparente, sobre todo últimamente por el pésimo manejo de la crisis del coronavirus en Guayaquil».

Un estudio pormenorizado de Correa en Twitter revela que entre el 28 de febrero y el 23 de marzo de 2020, emitió un promedio de 12 mensajes por día. Fue mencionado 135 281 veces.

Para descargar:
El arsenal de Tuits de Correa

 

 

11 comentarios en “El correísmo alcanza 9 millones de personas en Facebook sin pagar un centavo”

  1. Me sorprende que en un artículo de este calibre no exista ni una sola firma de responsabilidad de los ideadores, sino solamente Codigo Vidrio, dicen transparentar las «historias ocultas» transparenten sus nombres por honestidad intelectual

  2. Mi nombres es Arturo Torres, soy editor y responsable del portal. Nadie oculta nada. Me han entrevistado en algunos medios esta semana por estas investigaciones. Puede ver quienes somos responsables de esta página en los créditos. En este reportaje no se publican nombres de autoría por seguridad de sus autores. Hemos sufrido ataques constantes desde que publicamos el reportaje de hordas de trolls.

  3. No entiendo la etiqueta de «correista». Cuando digo soy Catolico es porque creo en un ser superior que es mi credo. Que pena que exista gente que idolatra a personas que no son más que personas. La gente debe ser más consecuente con sus creencias y en este momento de crisis pensar en que el ser superior es uno solo y no los falsos profetas.

  4. Pese a a un numero no especifico de trolls y fake news, que existen, como en cualquier pais quiero aclarar que la mayoría de noticias que utilizan esas redes sociales como medios de comunicacion son personas de carne y hueso, fieles que siguen apoyando y respaldando al anterior mandatario. Yo mismo soy seguidor de alguna de ellas y he podido constatarlo.
    Asi como tambien no niego la creacion de fake news que se dan desde el bando correista tambien quiero aclarar que se ve la misma desinformacion por parte de la derecha (noticias falsas sobre Nebot, Lasso…etc). Pero sin dudarlo al haber mas cantidad de afiliados a los grupos correistas, será mayor la proporción de posibles noticias falsas de ese lado.

  5. De donde y como se financia, el Profugo Rafael Correa, tiene tanto dinero para mantener funcionando una red cibernetica de apoyo siego que respaldan sus enunciados ?
    1.- De los mas de 600.000 parasitos de la Revolucion Ciudadana que hasta ahora estan trabajando en el pobre Sector Publico.
    2,- De los tres millones de seguidores «comprados» a las cuentas de redes sociales.
    3.- De la empresa privada que se enriquecio por la corrupcion del correato, convertidas en viudas lloronas porq ya estan chiras
    4.- Por ultimo, del pueblo enganado que espera a su falso mesias socialista
    5.- Como se financia el correismo?, es un milagro o son magos? No, gozan del dinero mal habido, robado al pueblo ecuatoriano, sus tricas con mafias politicas, delincuenciales y narcotraficantes les permiten vivir en el exterior a cuerpo de reyes, Ej. el Parasito de Rafael Correa. (no tengo corrector ortografico)

  6. Todo el desastre provocado por la administración de Correa no se preocupó del bienestar social, sólo favoreció los bolsillos de los Ecuatorianos. Destrozando la Judicatura como su herramienta principal para destruir el País, hoy están al descubierto en todos sus planes y propósitos malignos, hoy despedazado por la Justicia proba, el valor del Presidente para hechar a Glas y arrancar con ésta lucha desigual por los miserables que aún pululan dentro y fuera de los pasillos de las Cortes. Vemos con complacencia que van cayendo en sus redes de la farsa.
    Vamos hasta el final.

  7. jaja eso ni vosotros lo creen payasos correa es i será el mejor presidente del ecuador i aqí el corrupto ladrón i asesino es i será Lenin moreno i sus ministros banda de ratas

  8. 😂😂😂😂se hace unas películas …Correa tiene apoyo y punto ..eso no lo pueden superar …

  9. “Más le vale a un hombre tener la boca cerrada y que los demás le crean tonto, que abrirla y que los demás se convenzan de que lo es”
    Pitágoras hace 2500 años.

  10. En primer lugar, tenga su informacion verificada no vaya ser que pierda credito su «investigacion». Averigue bien, el expresidente Rafael Correa no es profugo (por favor, un poquito de investigacion). A las claras se le ve su sesgo periodistico. Ah, otra cosa, no soy troll, estoy que yo y milliones de personas estamos practicando es libertad de expresion, asi como usted se dio la gana de escribir un articulo con tantas falacias. Vaya, averigue cuantas fake news dan los medios oficiales ocultando las barbaries de Moreno, y otros mas del gobierno del traidor. Si usted quiere defender al gobierno de Moreno demuestre con pruebas las grandes obras que esta haciendo para el pueblo ecuatoriano, y ese mismo pueblo con un simple telefono va a revelar la negligencia, cobardia y forma tan brutal a su pueblo. No por nada, Moreno se gano a nivel de Latino America el titulo de «El peor presidente de Latino America».

  11. Rafael Correa tiene orden de prisión en firme, desde que fue llamado a juicio por el caso sobornos. Luego fue sentenciado y ese fallo acaba de ser confirmado por la Corte Nacional. Es prófugo de la justicia ecuatoriana. Enfrenta más de 20 denuncias penales en Fiscalía, y también fue llamado a juicio por el secuestro de Fernando Balda.

Los comentarios están cerrados.