Ecuador y Europol crean fuerza conjunta para combatir carteles balcánicos

ENTREVISTA. En los próximos meses Ecuador tendrá una participación activa en Europol, la Policía de Europa. La Policía enviará un oficial de enlace que permitirá colaborar en el intercambio de información de todas las investigaciones que avanzan en conjunto, tanto en Ecuador como en los países de Europa, relacionadas con ciudadanos de los países de los Balcanes, quienes dominan la distribución y logística de cocaína hacia Europa. Según el general Pablo Ramírez, director Antinarcóticos de la Policía, eso se plasmará en la conformación de una fuerza conjunta, una ‘Task Force’, con Europol, que marca el inicio de operaciones conjuntas de los países más afectados por esos clanes criminales que operan en el país desde 2009. Inicialmente participan España, Bélgica, Alemania, Holanda y Croacia.

Por Arturo Torres 

El principal destino de la cocaína que produce Colombia y sale por Ecuador es Europa. ¿Los carteles balcánicos controlan totalmente esa ruta, cuál es la dinámica?

Sí. Los primeros antecedentes datan del 2009 cuando se detuvo al primer montenegrino con 14 kilos de cocaína; el 2014 fue detenido el albanés Dritan Rexhepi, con 11 personas más, que fue sentenciado; luego hubo ciertos asesinatos selectivos y otras tentativas de muerte de serbios y albaneses. Esa serie de acontecimientos,  junto con los primeros casos donde se intervenía a personas de nacionalidad albanesa, nos llevó a pedir la colaboración a países de Europa. Ellos ya tienen más de 50 o 60 años de experiencia con estos clanes que se han instalado en ese continente y coinciden en los mismos países que reciben la mayor cantidad de droga donde opera la Kompania Bello, como se denominan estas organizaciones delictivas de los Balcanes. Todos se agolpan en esa Kompania Bello.

¿Es un cartel o una mafia?

Nosotros les denominamos clanes porque son en algunos casos tan cerrados que inclusive no dejan entrar a personas de otra nacionalidad. Por eso es que en nuestro país la principal especialidad que se han dado estos carteles de los Balcanes es porque dominan la logística y la distribución en Europa. Ellos saben cómo colocar en los diferentes países europeos, por sus nexos que tienen más de 50 o 60 años dominando la criminalidad del tráfico de drogas. No olvidemos que dominan el 40% del tráfico en el planeta: heroína desde el Asia central y cocaína desde América del Sur. Entonces se han especializado en las cadenas de logística y distribución en Europa.

¿Y desplazaron a los mexicanos?

Ellos tercerizan de una u otra manera el servicio ilegal.

¿Y qué papel juegan los mexicanos y los colombianos?

El dominio de la distribución del tráfico interno hasta colocarlo en los puertos y luego ya enviarlo a Europa o Estados Unidos.

 ¿Entonces las rutas que utilizan los carteles mexicanos o los enviados de los carteles mexicanos con las bandas aliadas locales, que hacen ese trabajo, ellos también colaboran indistintamente para estos carteles de los Balcanes para sacar la droga?

Sí.

¿Brindan un servicio tercerizado?

Se han especializado, por un lado, en el procesamiento, por otro en la distribución y otro más en el transporte, logística y tráfico internacional.

¿Y toda esa cadena de valor es controlada por este cartel de los Balcanes?

No todo. Ellos se especializan más cuando están ubicados en los puertos. No olvidemos que la ley migratoria no nos permite tener información de antecedentes judiciales de extranjeros que ingresan, amparados en la ciudadanía universal, aunque desde agosto del año pasado los albaneses ya necesitan visa. Eso ha impedido determinar alertas que nos permitan medir el riesgo, el ingreso de personas con la fachada de inversionistas. Por eso compran empresas con historial de exportación grande y ahí, con la fachada de empresarios, exportan ilegalmente.

¿Tuvieron mucho tiempo, desde que se creó la Ciudadanía Universal en 2008, para hacer todo este procedimiento?

Vieron un país con esa debilidad y por eso empezaron a operar con fachada de empresarios.

¿Estos personajes de los Balcanes algunos se han quedado a vivir aquí o vienen y salen, cuál es el patrón?

El 2022 ingresaron entre 600 y 650 personas de las diferentes nacionalidades: albanesa, lituana, Kosovar, de Albania, y en el 2023, aproximadamente hasta la fecha entre 420 y 450 personas. Y han salido en el primer caso unas 600 y se han quedado unos 30 en el otro caso casi similar.

¿Y ellos se quedan permanentemente aquí?

Se quedan básicamente cumpliendo el periodo de turismo, en otros casos contraen matrimonio o tienen hijos con una persona ecuatoriana y adquieren la nacionalidad. Tenemos personas de Albania, alrededor de unas 38 o 40 y de Lituania unas 40 personas aproximadamente que han adquirido la nacionalidad.

En este contexto, conozco que ya está en marcha la creación de una fuerza de tarea conjunta para enfrentar a carteles balcánicos entre Ecuador y Europol.

Así es. En los próximos meses vamos a tener una intervención activa ya en Europol, con un oficial de enlace que nos va a permitir colaborar en el intercambio de información de todas las investigaciones que tenemos en conjunto, tanto en Ecuador como en los países de Europa y que tenga que ver con ciudadanos de los países de los Balcanes, porque son los que dominan la distribución y logística hacia Europa. Entonces la conformación de fuerzas, un ‘task force’ con Europol, nos va a permitir tener una alternativa de inicio de operaciones conjuntas de los países que se integren a este tipo de actividades. Están España, Bélgica, Alemania, Holanda y Croacia, inicialmente.

¿Está Inglaterra también?

Inglaterra no es parte de Europol, pero con nuestro país tienen activamente una importante intervención de cooperación en el mismo campo.

¿Ya hay una fecha para empezar esta cooperación, esta ‘task force’?

Una vez que se incorpore el oficial a Europol -lejos de que ya hemos iniciado ciertas conversaciones, intercambio de información-, pero ya más formal, más activo el intercambio de información, conjuntamente con iniciar casos con asistencia penal internacional es lo que nos va a permitir el inicio de esta fuerza de tarea.

¿Cómo se va a plasmar esa cooperación, en qué campos?

Primero en intercambio de información, tecnología, recursos y obviamente también ingresar a ciertos sistemas y plataformas de información para poder tener más datos y usarlos asertivamente sobre ciertas personas.

O sea, van a poder intercambiar más datos en tiempo real

Sí. Este momento no lo podemos hacer porque cuando los países integran de manera formal Europol, es una entidad que tiene análisis de información en toda Europa, tienen también programas como el MAO que es un sistema de análisis, de delitos en el mar, entonces también nos va a permitir ingresar a ese tipo de plataforma, para tener conocimiento.

¿Cuando hablamos de carteles albaneses o de la Kompania Bello, hablamos solamente de personajes de Albania o de varios países?

De varios países. No nos olvidemos que, al tener esta forma de falsificar documentos, como albaneses entran como kosovares, o siendo croatas entran como montenegrinos, pueden mimetizarse, por esa falsificación de identidades que podrían darse y esa es una dificultad. En cambio, con el intercambio de información, como tenemos huellas dactilares, como tenemos identificación facial, ya va a ser mucho más asertiva y más aún cuando el servicio de Migración, a través de la Subsecretaría de Migración que está ahora a cargo de la Policía, está incorporando importante tecnología para tener una identificación en el momento que un extranjero ingrese, facial y de huellas digitales.

¿Entonces se va a poder cotejar la información de huellas digitales con los países de Europol también con los países de Europa?

Efectivamente. Ahora no tenemos eso.

¿En este momento entonces el mapa real es que el principal problema que enfrenta la Policía por salida de cocaína que ingresa desde Colombia se focaliza en los puertos?

Sí, en todos los puertos, que tienen una afectación de acuerdo a su tamaño, de sus exportaciones.

¿Y en este caso una ayuda fundamental para el control van a ser los escáneres, que ya se están probando?

Va a ser un complemento a los indicadores de análisis que tenemos bajo nuestro sistema de perfilamiento. Va a ser un adicional, pero va a ser mucho más ágil y oportuno porque en este momento tenemos aproximadamente entre un 28 y 30% de inspecciones del total de contenedores que salen del país. De manera total 3 o 4% en preembarque, un 20% y el restante en sellos. Con los escáneres se pretende avanzar, por fases, entre un 40, 50, 60 y llegar a un 100%.

Entonces ahí se completa todo, pero no es que los escáneres pueden por sí solos solucionar el problema. Es un complemento para todo el trabajo que se hace previo y posterior. Porque también se puede contaminar después.

Claro, por eso es que hemos advertido en puertos que los lugares que se tiene previsto luego del escaneo deben estar esterilizados, totalmente estériles, sin ningún tipo de riesgo sino más bien con toda la tecnología, con cámaras, con sensores para que inmediatamente pasen a ese sector para el buque. Porque si estos contenedores van escaneados a un lugar y están cuatro, cinco días y no están bajo control, no va a servir de mucho que estén escaneados porque como ya están escaneados los contaminan no antes sino luego.

¿Cuáles son los riesgos que implica la tarea que ustedes cumplen? Porque veía que incluso su seguridad se había reforzado, por todo el tema del riesgo. ¿Cómo ha cambiado su seguridad, por ejemplo?

Bueno, los policías que estamos dentro de esta lucha no únicamente contra las drogas sino contra el crimen organizado, tenemos riesgos a los cuales nos hemos enfrentado de manera fuerte, con toda la convicción de hacer bien las cosas. Lastimosamente algunas personas han fallecido, otros policías hemos tenido que rotar por las amenazas que vienen del crimen organizado, que no únicamente utilizan las formas normales de amenazas como son sobres con amenazas, mensajes amenazantes a través de números desconocidos a los celulares, llamadas telefónicas o sobres cerrados con diferentes mensajes de amenaza sino buscando otro tipo de alternativas y otros medios.

¿En su caso ha recibido amenazas, desde cuándo?

Las amenazas a partir de mi designación como director antidrogas, he tenido dos amenazas. Estamos haciendo grandes cambios en el ámbito de puertos, estamos haciendo una oxigenación a nivel de jefaturas antidrogas, a nivel de unidades especiales y quizá esta oxigenación o estos cambios que nos han dado mejores resultados están perturbando al crimen organizado.

¿Qué porcentaje del personal han movido?

Aproximadamente el 80, 85%.

¿En todas las plazas?

En todas las plazas. Estamos haciendo un fuerte contingente de evaluaciones de confianza tanto a personal de las jefaturas provinciales antidrogas como de las unidades especiales de puertos, aeropuertos, unidad de químicos, unidad de microtráfico y están quedándose únicamente aquellos que pasan las pruebas y evaluaciones de confianza.

O sea, el polígrafo…

Polígrafo, toxicología, psicología y examen económico-financiero.

¿Ahora esto también implica que haya una campaña o pueda haber amenazas o ataques que usted haya recibido por ejemplo a través de redes sociales?  

Sí. Son personas que quizá están alineadas al crimen organizado y tratan de desacreditar la labor que estoy llevando a cabo y afecta a esas organizaciones. Pero estamos con la firme convicción de seguir las acciones legales correspondientes porque no se puede manchar la honra de las personas de una manera tan infame, estamos iniciando acciones correspondientes.

¿Usted va a iniciar acciones contra quienes le han atacado?

Sí, efectivamente lo iniciaremos porque no se puede pasar por alto cuando el buen nombre de una persona es atacado y más aún cuando se lucha en contra del crimen organizado.

Hace pocas semanas hubo una cumbre antidrogas en en Jamaica, ¿Cuál es su evaluación, cómo está Ecuador, qué paso en esa cumbre en relación a estos fenómenos que estamos viviendo los últimos años con la participación de varios carteles y sobre todo el de los Balcanes que genera muchos problemas y mucha preocupación en Europa, sobre todo?

Básicamente el Ecuador dentro el panorama mundial ahora es significativo. Estamos viendo la cantidad de droga que está siendo incautada por la Policía, hasta el momento 169 toneladas, en relación con el año anterior que fueron 149, en el mismo periodo, y en el 2021, fueron 130 toneladas, que fue el año récord de incautación del país. Este año vamos a batir el récord de incautaciones nuevamente.

Bajo este panorama, los organismos internacionales de cooperación, incluso otros países en esta cumbre mundial del IDEC, establecieron varias alternativas de cooperación, coordinación y sobre todo conocimiento de las nuevas dinámicas de las drogas sintéticas en el mundo, como el clorhidrato de fentanilo, Y otras drogas, que según Naciones Unidas no han sido identificadas todavía, pero se estima que llegan a 1.280 sustancias.

Por esa variación y cambios en la producción de nuevas drogas hemos propuesto a Naciones Unidas, a UNDOC para que el país tenga un observatorio nacional de drogas y un laboratorio científico de drogas.

¿Qué objetivos buscan?

Por un lado tener un estudio social de los diferentes estratos en ciudades, barrios, provincias, el rango etario del consumo de drogas, el comportamiento social con criminólogos, sociólogos y bajo esta plataforma establecer programas preventivos.

Que es lo que no se hace desde el 2015.

Claro.

¿Y no hay estudios, sobre todo, de consumo entre adolescentes y jóvenes para definir políticas?

No hay estudios de consumo, de demanda. Y por otro lado queremos construir el laboratorio científico de drogas que nos permita analizar y descubrir nuevas sustancias. Por ejemplo, Colombia tiene un gran laboratorio de drogas que les permite ir descubriendo nuevas sustancias. En este año ellos han descubierto tres nuevas variantes de fentanilo y Chile, dos. Entonces estos laboratorios científicos lo que nos van a permitir es determinar bajo diferentes metodologías, por ejemplo, espectrofotométricas, cromatográficas o inmunoquímicas para hacer estudios no únicamente en personas vivas sino también en personas muertas, es decir, estudios forenses. Hay veces que se dice que una persona murió pero es a determinar, sin saber por qué.  Pero este tipo de metodologías no va a permitir saber a ciencia cierta una persona por qué falleció, sabemos que fallece por paros cardiorespiratorios, pero no sabemos el por qué com precisión.

¿O sea criminalística todavía no puede establecer todas as causas de muertes por falta de tecnología?

En la morgue le determinan la causa de la muerte pero cuando no saben cuál es le ponen “por determinar”. Nosotros al tener un laboratorio científico de drogas, incluso hay un estudio a través del cabello, para determinar, al desagregarle el cabello, qué tipo de sustancia pudo haber ingerido esa persona. Colombia, por ejemplo, tiene un programa que se llama huella química, este programa le permite precisamente desagregar en todas las sustancias, hasta su mínima expresión, de todo lo que contiene. Tiene un sistema de alertas tempranas que igualmente le permite obtener un conocimiento rápido y oportuno de una sustancia que en determinado momento puede causar un problema de salud pública. Porque por ahora, según Naciones Unidas, manifiesta que el fentanilo, al no tener un consumo masivo en América Latina, no se lo puede considerar todavía como un problema de salud pública.Pero no tenemos una forma científica de saberlo por eso es necesario el laboratorio, para conocer en este caso   cuándo las drogas sintéticas podrían causar un problema de salud pública.

¿Existe demanda de fentanilo en Ecuador?

No tenemos ningún dato específico en torno al consumo de clorhidrato de fentanilo. Lo que hemos tenido hasta el momento son tres operaciones, una en agosto del 2022, otras en abril y agosto del 2023. En estas dos últimas tuvimos una incautación de alrededor de 17 ampollas de citrato de fentanilo, es decir medicina. No es droga sintética, no es clorhidrato de fentanilo. Y el primer caso fue una entrega controlada de 107 ampollas que iban de Colombia hacia Chile.

¿ Y ese es el dato que expusieron las autoridades de Estados Unidos, sobre que Ecuador empieza a ser utilizado como paso para llevar fentanilio a países del sur desde Colombia?

No, no. Pero es citrato de fentanilo, es una medicina.

¿Pero en Estados Unidos afirmaron que era clorhidrato de fentanilo?

Nosotros también nos admiramos, justo estuvimos ese momento en Jamaica y comentábamos también con los organismos de Estados Unidos y nos admiramos con Colombia al manifestar eso; pero como ya fue eso aclarado por el ministro del Interior, ya se pronunció el Ecuador en torno a esa declaración. Hemos establecido que en Ecuador no hay presencia de clorhidrato de fentanilo, que es la droga sintética. Lo que sí tenemos en una venta en el mercado negro o en lugares donde se vende medicina sin ningún tipo de receta o de manera ilegal, es el citrato de fentanilo que viene en tres modalidades: a manera de inyección, que son las ampollas; inhalador o parches transdérmicos.

¿Y para qué sirven?

Esto por lo general se utiliza para personas que tienen enfermedades terminales.

¿Es para el dolor? ¿Es como una variante de la morfina?

Sí, es para el dolor, un analgésico. El fentanilo es 50 veces más potente y adictivo que la heroína y 100 veces más potente y adictivo que la morfina.

¿Y por eso también es tan utilizado para el dolor?

Exactamente. Estuvimos en otro evento en Medellín, donde fue un simposio del fentanilo y nuevas sustancias psicoactivas. Entonces ahí se determinó que por ejemplo el 80 % de las personas que consumen drogas sintéticas no es que van y piden véndame fentanilo, como sí lo hacen: “necesito cocaína, necesito heroína”. Lo que están haciendo los narcotraficantes es mezclar, hacer una droga de corte a la heroína o a la cocaína, con el fentanilo.

Preparan cocteles.

Sí. Para generarle mayor adicción, porque se establece que, por ejemplo, el efecto de la cocaína es de aproximadamente de 8 a 9 horas, de la heroína es 5 horas y del fentanilo es de una hora. Entoces una hora ya necesita más, en menor tiempo para generar una mayor adicción. Producto de esto son las muertes, porque todavía estos criminales no le calculan bien la cantidad de clorhidrato de fentanilo para mezclar con otras drogas. Bastan dos miligramos para matar a una persona. Es como poner la punta de un lápiz. Entonces si eso no lo calculan bien es letal. Hacíamos una comparación de la rentabilidad y sobre todo de la cantidad de dosis: con 13 000 libras de clorhidrato de fentanilo se pueden sacar 328 millones de dosis. Con 13 000 libras de clorhidrato de cocaína, sacan 598 000 dosis.

¿O sea, la cantidad es exponencialmente mayor?

Lo que estamos viendo e s que en el futuro las organizaciones delictivas, como el cartel de Sinaloa o Jalisco Nueva Generación, en algún momento se van a volcar a las drogas sintéticas como el fentanilo porque ya no necesitan grandes cargamentos, ya no necesitan estructuras grandes de  laboratorios. Los laboratorios que se han descubierto en México y en Estados Unidos donde se está produciendo quizá esta droga sintética, se ha determinado la ruta que empieza en China, van los químicos a México, ahí le procesan y se la vende en EE.UU.

Ese es el principal mercado de fentanilo este momento

Claro. Lo que pasa es que están mezclando. Por eso se ve a personas, especialmente en algunas ciudades muy mal.

¿Como zombies?

Exactamente. Porque ellos consumen heroína, cocaína o la hache o cualquiera de las drogas sintéticas pero las están mezclando con fentanilo, para generar más adicción.

Pero  es una plaga, hay miles de muertes, es muy grave.

No solo en EE.UU. En febrero del 2022 murieron 24 personas en Argentina, porque le mezclaron heroína con fentanilo, que es otro derivado y variante del clorhidrato de fentanilo. Entonces no vemos en el país presencia de clorhidrato de fentanilo. Lo que existe es citrato de fentanilo que es una medicina y la que están comercializando en estos casos que se han encontrado, a manera de ampollas.

Que es utilizado como los otros opiáceos. ¿El fentanilo viene de un opiáceo de Asia?

Así es, viene de un opiáceo. Cuando le hacen la prueba a una persona, tiene los mismos síntomas que una persona que consume cocaína o heroína. Entonces no se puede determinar que está consumiendo fentanilo, porque tiene los mismos síntomas.

¿Entonces por eso también es importante el laboratorio? 

Por eso es importante el laboratorio, para determinar a ciencia cierta, de manera exacta, qué sustancia está consumiendo una persona, de encontrársele viva y si fallece, a través de las diferentes metodologías que le mencioné, que pueden ser ya en el ámbito forense.

Entonces la preocupación de los Estados Unidos este momento son las drogas sintéticas, que les están afectando directamente. Pero, por otro lado, en Europa, ¿qué está pasando? ¿La preocupación es la cocaína?

Sí. Este momento la demanda mayor de clorhidrato de cocaína que sale del país está destinada a Europa. Hasta el momento de las 169 toneladas incautadas, 51 toneladas en puertos iban a los países de España, Bélgica, Alemania, Italia y Países Bajos.

¿Y en carreteras y otros sitios qué pasó con las capturas?

En carreteras hemos incautado 84 toneladas y el restante han sido entre fronteras, interdicción en vías y centros de acopio.

¿Eso qué significa? Se está capturando más antes de llegar a los puertos. El año pasado era al revés.

Sí, exactamente. Bajo la nueva estrategia del plan antidrogas de la Policía nos hemos enfocado en su mayoría a incautar en fronteras y en vías, antes de que lleguen a los puertos y se convierta en un embudo y en una forma de violencia entre las organizaciones criminales.

¿Entonces capturan, ya saben dónde viene, dónde está pasando, empiezan ahí la interdicción?

Exactamente. En frontera, en vías y en centros de acopio.

¿Esto qué significa, que hay más personal destinado a esto, más tecnología y recursos?

Hemos cambiado la estrategia y la táctica. Hemos destinado tecnología, hemos  establecido capacitación, recursos, implementado  técnicas de perfilamiento en estos lugares.

¿Cómo está la cooperación con los militares, que tienen la misión de controlar en un espcio de 10 kilómetros de la frontera?

Las Fuerzas Armadas se dedican en algunos casos que hemos visto a la destrucción de los laboratorios de procesamiento, conjuntamente con información que reciben de las Fuerzas Armadas de Colombia.

¿De Inteligencia?

Y básicamente en ese ámbito intervenimos. Ya en el tema de interdicción en frontera y vías, lo hace exclusivamente la Policía.

O sea, ahí el trabajo es específico de la Policía, de la estrategia de drogas. ¿Cuándo cambió esta estrategia?

Este año.

Entonces esto implica que hay más capturas, pero lo que siempre se ha cuestionado es que falta fortalecer el trabajo para desmantelar organizaciones, para que no sigan entrando tantas cantidades de cocaína. ¿Qué están haciendo para trabajar en el tema de lavado de activos, cómo ubicar toda esta dinámica y conexiones?

Bueno, un importante procedimiento que hicimos en junio fue el caso de Wilmer Sánchez Farfán, el Gato. Él fue detenido en Colombia, hace dos semanas terminó la instrucción fiscal, y comienza la etapa de juicio. Se incautaron 104 propiedades, alrededor de 12 millones de dólares entre vehículos, departamentos, casas, haciendas, animales exóticos aquí y alrededor de 12 personas que establecían la propiedad de presunción de testaferrismo y lavado de activos. Esto hace que vayamos articulándonos, conjuntamente con Fiscalía todos los casos que están saliendo, los que han salido y los próximos a ejecutarse. Se está mirando también todo el ataque a desvanecer la economía criminal producto del narcotráfico.

¿O sea, ya está el foco puesto también en ese tema ahora, el de investigar las organizaciones?

Sí. Tenemos una Ley de Extinción de Dominio que si bien es cierto todavía nos hace falta ciertas alternativas de reforma. La Policía ya está elaborando un proyecto de reforma legal. Cuando la Asamblea se incorpore ya a sus funciones, presentaremos una propuesta para que la ley sea más fuerte, oportuna y efectiva a la hora de las incautaciones.

¿Por qué es débil en este momento la Ley de Extinción de Dominio?

Porque se dedica exclusivamente a ciertos delitos, porque no es un procedimiento rápido la incautación. Lo que necesitamos es que, igual que en otros países, sin necesidad de la intervención de un juez, la Fiscalía, directamente, pueda hacer este procedimiento de incautación, expropiación. Así se reducen los plazos de intervención en cuentas bancarias, inhabilitación de la venta de propiedades, para que sean mucho más rápidos. Hoy, mientras dura la indagación previa, por ejemplo, nosotros en cuestión de lavado de activos tenemos que dar a Fiscalía, especificar al detalle quién es el propietario, qué ubicación tiene y esto se saca de notarías y a veces las notarías ya les anticipan a las personas que están averiguando de sus bienes y hacen ventas rápidas.

¿Las criminales tienen ventaja, todo el tiempo para impedir que capturen sus bienes?

Exactamente. Entonces lo que nosotros proponemos es que los procedimientos sean mucho más rápidos, ágiles y expeditos. De esta manera, no solo fijarse exclusivamente en cierto tipo de delitos sino ampliarse a otros.

En lo de fondo hay un cambio de estrategia, hay más capturas antes de que la cocaína llegue a los puestos, en vías y sitios de acopio ¿Y en este giro qué papel está jugando la cooperación internacional, cómo se está articulando?

Muy importante porque la tecnología que se mantiene actualizada y modernizada en otros países nos permite llegar al Ecuador a través de todas las alternativas de investigación, hace que seamos mucho más efectivos.

¿Qué países son los que más están cooperando con la Policía en este tema?

Estados Unidos, Reino Unido, próximamente Bélgica, estamos en conversaciones con España.