Cada ecuatoriano produce 8 kilos de basura electrónica

VIDEOREPORTAJE. La alta demanda de dispositivos electrónicos tras la pandemia, también tuvo un efecto ambiental contraproducente: el aumento de la basura electrónica en Ecuador y el mundo. En 2020, las empresas importaron 1’267.616 equipos celulares, de los cuales solo se recuperaron 8.454 en desuso, según el Ministerio del Ambiente. Estos residuos no son desechados adecuadamente. Especialmente los metales que los componen contaminan el suelo y el agua. 

 Por Emily Tobar y Sofía Martínez

La pandemia de la COVID-19  ha generado una mayor demanda de productos electrónicos, debido a la modalidad virtual que tuvo un incremento significativo los dos últimos años. El problema mayor son los dispositivos que se dejan de usar. Los equipos viejos se olvidan en algún rincón de la casa o simplemente son arrojados con el resto de la basura, sin ningún procesamiento para su reciclaje.

Un informe del Global E-waste Monitor 2020 cuantificó la cantidad de toneladas de desechos electrónicos que produjo Ecuador en 2019. Para fines de 2021, se espera que cada habitante produzca 7.6 kg de basura electrónica.

Según la directora de sustancias químicas, residuos y desechos peligrosos y no peligrosos del Ministerio del Ambiente, Berenice Quiroz, al momento no se dispone de datos de importación del 2021.

Si el ritmo de producción de basura electrónica se mantiene, el 2030 cada persona producirá 9 kilogramos de desechos, que agravan el problema de la contaminación ambiental.

Hoy es más importante que nunca conocer, por ejemplo, distintos puntos de Quito donde se pueden reciclar estos productos. Además, conocer las políticas de consumo de las empresas que proveen productos electrónicos como celulares o computadoras. En este video te mostramos el impacto de la basura electrónica y las alternativas para romper el ciclo vicioso de la contaminación, apoyando iniciativas de reciclaje impulsadas por varias empresas y ONG.

*Este documental fue producido en alianza entre Código Vidrio y la USFQ.