Código Vidrio

Código Vidrio surge como el resultado de una búsqueda incesante de la verdad periodística, entendida como un proceso, o un viaje prolongado, muchas veces contradictorio. Inesperado.

Esta travesía, que empieza con la publicación de una historia a fondo -en diferentes formatos-, se va construyendo a lo largo del tiempo y perfila, a su vez, nuestro objetivo: conseguir la versión más próxima a la verdad. Un cuadro verosímil de la realidad y de los hechos.

Aunque Código Vidrio es nativo-digital, es un heredero de los principios y valores trascendentales que han guiado a la prensa desde el siglo XIX: independencia, rigor y ética, para reconstruir los hechos. Darles sentido.

Así nace esta apuesta, al todo o nada, por proporcionar la sociedad información relevante, fiel y verificada. Imparcial. Necesaria para que los ciudadanos puedan ser libres, capaces de gobernarse por sí mismos. De ahí que nuestro segundo principio fundamental es la lealtad con nuestros lectores, con la comunidad, sus necesidades, vivencias y aspiraciones.

Sin perder de vista a quienes nos debemos, no solo damos cuenta de los hechos sino que exigimos responsabilidades a quienes ostentan el poder, por cualquier acción u omisión que pudiera afectar a la sociedad. Ejercemos un control independiente, fiscalizador, como una tarea esencial para la democracia.

La investigación es nuestro método. Pero el tratamiento de la información no es para nosotros solo un trabajo detectivesco; se orienta a un concepto más amplio. Optamos por un periodismo que da testimonio, que investiga los hechos y analiza ideas, con independencia, sin sesgo. Procuramos darles un sentido y significado a los acontecimientos, trazar escenarios de lo que se viene, es una alerta temprana para que las autoridades tomen decisiones, en bien de la comunidad. Buscamos escribir la historia desde el presente.

Otro elemento central de nuestro trabajo es la disciplina de la verificación. Velamos porque la información que generamos sea exhaustiva y proporcionada. Justa. No buscamos el golpe, sino el servicio. Al reportear en el campo dejamos la lógica del periodista de escritorio. Buscamos la profundidad, el análisis, las causas y consecuencias de los hechos. La mirada de contexto.

La ética es otro de nuestros pilares. La información que publicamos se basa en documentos y testimonios obtenidos lícitamente. Como regla, no compramos información ni aceptamos condicionamientos ni injerencias de nadie en nuestra línea editorial. No tenemos financistas ocultos. 

Este portal nació en 2018. Fue concebido y fundado por Arturo Torres y María Belén Arroyo. Nuestra credibilidad se sustenta en una trayectoria de más de 25 años como periodistas en varios medios de comunicación. 

Más que un medio, Código Vidrio es una experiencia digital. Es una apuesta por la reinvención diaria del periodismo, por la búsqueda incesante de nuevas narrativas, desenfadadas, sorprendentes, que nos acerquen más a los hijos de la sociedad digital.
Busca ser un laboratorio de periodismo, a tono con todas las posibilidades que brinda la autopista de la información.

No somos un instrumento de grupos de poder político, económico o ambos. Nos jugamos por una agenda de transparencia, nuestros lectores siempre sabrán quiénes financian y sustentan la operación del portal, para evidenciar que no hay agendas ocultas. Por principio, no recibimos pauta ni contratos de ningún tipo con el Gobierno.

 En Código Vidrio transparentamos las historias ocultas