PODCAST: En España sufrimos una catástrofe, pero seguimos adelante

Jaime Cevallos, periodista que vive en Barcelona, y trabaja en una empresa editorial

“Pese al encierro, la crisis sanitaria por el coronavirus se ahonda en toda España y Europa, especialmente en Italia.

Además del problema de salud que nos mantiene aislados, se viene una hecatombe económica, no solo para este país sino para todo el mundo.

El ruido externo llega, la preocupación está en el ambiente, a pesar del silencio sepulcral en Barcelona, donde residimos con mi esposa Raquel Gazo y mi hija Ruth.

Vivimos una guerra sin balas y bombas, contra un enemigo invisible y dejará mucho dolor y lágrimas.

Hoy el miedo a quedarse sin trabajo supera al miedo a la misma enfermedad. En España ya se han perdido en pocos días 100 mil trabajos, muchos de ellos eran ocupados por ecuatorianos, porque tenían contratos temporales.

Lo más seguro es que serán afectadas muchas más personas por expedientes de regulación de empleo, la situación no es fácil. Me preocupa la situación económica. “Todo está cerrado, solo atienden ciertos supermercados, algunas farmacias…

Pero lo más grave obviamente es la situación médica. Hasta ayer, 19 de marzo, había 20.000 contagiados y 900 muertos.

Sigo lo que pasa en Ecuador por Twitter, leo algunos medios y radios online.

La verdad es que vivimos con cierta angustia lo que está pasando. Estamos encerrados en la casa desde el domingo pasado. Si se propaga más el virus no sé a dónde vamos a ir a parar.

Todos estamos haciendo teletrabajo, trabajamos más que antes. Mi hija sigue clases virtuales y está en último año de colegio. No tenemos tiempo para aburrirnos, pero sí estamos un poco angustiados.

Mi consejo es que nos quedemos en casa. Actuemos con la cabeza no con el hígado”.