Persisten críticas a sistema centralizado de medicinas

El sector empresarial y los importadores de medicinas e insumos médicos ven con preocupación la puesta en marcha del sistema centralizado de acopio y distribución de medicinas impulsado por el Gobierno.

Redacción Código Vidrio

El próximo 30 de octubre termina el plazo para que los proveedores de insumos médicos se inscriban en la consulta preliminar para definir la operación logística del sistema centralizado de acopio y distribución de medicinas en la red de salud pública.

La intención del Gobierno es contratar a un solo operador para que se encargue de estas responsabilidades, que por el momento están distribuidas en cada casa de salud.  Por eso, el Ministerio de Salud y el Servicio de Contratación Pública (Sercop) emprendieron esta consulta para escuchar a los oferentes nacionales e internacionales.

El Comité Empresarial Ecuatoriano y los principales productores, importadores de insumos médicos y farmacéuticos nacionales evidenciaron sus críticas al proyecto. No es la primera ocasión que lo hacen: el 5 de octubre pasado enviaron una carta al presidente Lenin Moreno y a su gabinete para explicar sus preocupaciones por la intención de aplicar este sistema. La semana pasada, mantuvieron una reunión con el secretario de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán.

Este sector impulsó la instalación de una mesa técnica de  trabajo con las entidades encargadas de ejecutar el proyecto, al que hicieron varias recomendaciones. Sin embargo, sus principales observaciones aún no han sido tomadas en cuenta. “Por el contrario, se mantiene la  iniciativa  “Medicamentos al  alcance  de  todos”, sin mejoras, tal  cual  lo ha  venido  promoviendo  el  Sercop”, destacaron los empresarios en la carta.

Silvana Vallejo, directora del Sercop, quien impulsa el nuevo sistema de compras, dijo desde su puesta en marcha que su misión es proporcionar tecnología y un manejo adecuado al tema de los medicamentos, por lo cual es necesario consolidar la compra en un solo sistema. «Este proyecto lo que hace es transparentar, que podamos conocer el recorrido de los medicamentos. Queremos evitar que se compre mucho o que haya desabastecimiento», explicó.

No obstante, los empresarios y organizaciones del sector de medicamentos creen que es muy prematuro arrancar con el sistema, que requiere más tiempo, ajustes, y pruebas para su aplicación.

La principal inquietud es la vigencia de este  sistema  de trazabilidad, que a criterio de los empresarios como está pensado no solucionará los problemas latentes de los hospitales ni la corrupción en el sistema de contrataciones, enraizada la última década.

Otra inquietud importante es sobre la implementación obligatoria de un “código unívoco (bidimensional)” en todos los medicamentos. “Es imposible instrumentarlo entre seis y nueve meses”.

Esto se complica porque el 99% y 75% de insumos y medicinas que se usa en el país, respectivamente, viene del exterior. Para el sector privado esto generará inversiones cuantiosas para su implementación y restringirá el acceso a fármacos, insumos y dispositivos médicos de calidad al país.

Adicionalmente, el tiempo planificado para la implementación previsto para el sistema es insuficiente. Según el gobierno,  en seis meses estará en funcionamiento. Este es un plazo irreal comparado con otras experiencias: en Estados Unidos, por ejemplo, tomó siete años o en la Unión Europea, cinco años.  Mientras Argentina ya va ocho años en ajustes y Colombia lo ha discutido por una década.

Por eso, los empresarios han solicitado una nueva reunión con el Gobierno para explicar sus inquietudes, aunque hasta el momento no han recibido una respuesta.

1 comentario en “Persisten críticas a sistema centralizado de medicinas”

Los comentarios están cerrados.