En Suiza, centros deportivos se volvieron hospitales

Juan Arguello es quiteño y vive en Luzane, Suiza, desde hace diez años con su esposa y sus tres hijos. Es tecnólogo y trabaja en fibra óptica. “Vivimos en aislamiento más de un mes. Todos estamos en casa de forma permanente, menos uno de mis hijos, que debe acudir a su trabajo dos veces por semana. Nosotros rentamos un huerto de 100 metros a la comunidad para sembrar verduras y frutas, así aprovechamos mejor el tiempo en esta cuarentena”. Escucha su testimonio.

Deja un comentario