Dos ‘thinktank’ fueron una lotería para Correa y sus amigos

El ex presidente ha recibido pagos por talleres, consultorías y conferencias presenciales y online de Celag y el Instituto Eloy Alfaro IPPE. Ambos organismos fueron creados durante su gobierno, y hoy son dirigidos por académicos que hasta el 2017 fueron remunerados con fondos públicos, en Ecuador. Desde ese año hasta el 2019 Correa fue conferencista del IPPE, con un mensual de 6.000 dólares, mientras en Celag (foto principal) dio charlas a partir de 2018, por $ 8.000 al mes. Durante diez meses, el expresidente percibió $ 19.000 mensuales, incluida su pensión vitalicia de $ 4.200. No se cuenta su remuneración por el programa de entrevistas con el canal RT, financiado por el gobierno ruso, cuyo monto no ha revelado.

Redacción Código Vidrio

Como economista pensó en las cuentas. Al menos en lo que se refiere a su bolsillo. Antes de dejar el poder, Rafael Correa creó y apoyó organizaciones que luego lo contrataron para dar charlas y talleres, muy bien remunerados.

Este portal accedió a documentación pública (contratos y facturas), que evidencia que el ex presidente ha recibido pagos por talleres, consultorías y conferencias presenciales y online del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), y del Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro (IPPE). Ambos organismos fueron creados durante su gobierno, y hoy son dirigidos por académicos remunerados con fondos públicos de Ecuador, hasta el 2017.

Desde agosto de ese año hasta diciembre de 2019 fue conferencista del IPPE, con un mensual de 6.000 dólares, mientras en Celag dio charlas desde febrero a diciembre de 2018, con un pago de $ 8.000 al mes. A esto se suman los ingresos por su pensión de exmandatario de $ 4.200. Durante diez meses, percibió unos USD 18.200 mensuales. Como presidente ganaba en promedio 6 mil dólares.

Estos ingresos no incluyen la remuneración que recibe del gobierno ruso, por su programa de entrevistas en el canal oficialista RT, que no ha revelado, y otras conferencias esporádicas internacionales a las que es invitado, por las que puede ganar hasta
$ 60 mil.

El primer contrato que revisamos fue con Celag. La institución se relaciona con el movimiento Podemos de España, que hoy cogobierna ese país. Sus cuadros, Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias y Íñigo Errejón, junto con académicos latinoamericanos de izquierda, confluyeron en un tanque de pensamiento para analizar lo que sucedía en Latinoamérica. Antes, los españoles fueron parte del CEPS, una fundación creada en Ecuador, en el gobierno de Correa, y recibieron onerosos contratos de consultorías.


Celag publicita cursos de académicos y políticos que colaboraron con el anterior gobierno. Oglietti contrató al ex presidente, en 2018. 


Celag -según sus propios datos- fue creado en el 2014 y se promociona como una “institución dedicada a la investigación, estudio y análisis de los fenómenos políticos, económicos y sociales de América Latina”. No obstante, en la Superintendencia de Compañías su registro de nacimiento fue un año más tarde, el 2015.

En el registro se calificó como una sociedad anónima bajo el nombre Celag Geopolítica, domiciliada en Monteserrín, al norte de Quito. Tiene tres accionistas: Sergio Martín Carrillo, Alfredo Serrano Mancilla y Celso Guillermo Oglietti, quien aparece como socio principal, según registros de la Superintendencia de Compañías. Los tres son catedráticos extranjeros que aterrizaron en Ecuador para apoyar a la Revolución Ciudadana.

El 13 de febrero del 2018, Oglietti, como representante de Celag, firmó un contrato con Correa, con una vigencia de diez meses.

¿El objeto del convenio? La “preparación, elaboración y dictado de charlas académicas”, igual que la asesoría en políticas públicas.  Por este trabajo se acordó un mensual de $ 8.000, hasta que terminara ese año.


Contrato de Celag con el ex presidente Correa, firmado en 2018


El ex mandatario adicionalmente se comprometió a entregar tres videos formativos, sobre política fiscal, economía política, monetaria y cambiaria. Los pagos se acordaron a través de transferencias a sus cuentas en Bélgica, donde reside.

Un mes después de sellar ese contrato, el ex presidente entró al Consejo Consultivo de Celag, convertido en enclave de políticos de izquierda latinoamericanos y españoles. Ahí también son consultores y talleristas remunerados el ex vicepresidente boliviano Álvaro García Linera; el ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro; el filósofo brasileño, Emir Sader; el periodista argentino Pedro Brieger, el español y fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, y ex secretario de Educación Superior, René Ramírez. Su hermano Jacques también es parte del organismo, en el equipo de investigadores.

El ex mandatario terminó sus cursos virtuales en abril del 2018. Celag agradeció su participación en un tuit: “Un honor contar con su visión estratégica sobre los nudos críticos para el cambio en Latinoamérica”.

Pero un año después, la relación de Correa con Celag se mantenía. En su página oficial consta como parte de su planta docente para cursos virtuales desde 2019. Estos talleres se dictaron entre el  5 de marzo y el 23 de abril de ese año. La capacitación tuvo un costo de 60 dólares por estudiante. Correa aún es parte del Consejo Consultivo.

El Departamento de Relaciones Públicas de Celag contestó escuetamente sobre la relación laboral con el ex jefe de Estado, ante nuestro requerimiento. “El señor Correa ha prestado sus servicios académicos y profesionales como profesor de nuestros cursos virtuales y editor de la revista académica virtual Propuestas para el Desarrollo”.


Correa también ha sido invitado a dar conferencias por mandatarios de otros países, como el de México, Andrés López Obrador. Ahí se asilan varios miembros de su partido político.


Celag explicó que al “igual que otros profesores como el ex presidente José Rodríguez Zapatero, las actividades realizadas se enmarcan en nuestra misión como centro de pensamiento que estudia los procesos políticos y económicos de América Latina”.

En octubre de 2018, Correa corroboró que recibía ingresos por dar cursos online y conferencias. En una entrevista al diario argentino Página 12, dijo que tenía un salario fijo como presidente del IPPE y que hacía consultorías. Que se ha “comido los ahorros familiares”, y se endeudó, pero que ya se equilibró porque “por una conferencia le pueden pagar
$ 60.000”.

En todos sus viajes internacionales, Correa, además del conductor, tiene un guardaespladas que lo acompaña. Se trata del español Ernesto Ruiz, un ex militar que trabajaba con UC GLOBAL y le daba vigilancia desde cuando estaba en la Presidencia.

En mayo de 2018, el Gobierno le retiró a Correa la seguridad que le brindaba junto a su familia, y estaba a cargo de GLOBAL. Mensualmente pagaba $ 95.000 por este rubro, desde cuando dejó el Gobierno.


Correa se desplaza a sus viajes internacionales con un equipo de seguridad. Su principal guardaespaldas es el español Ernesto Ruiz, ex trabajador de UC GLOBAL, que estuvo con él en México (Izq.) hace un par de meses. A fines de 2019 Ruiz también estuvo en Caracas (Der.).


“Es una protección básica, gente desarmada, necesito tener al menos un chofer que sepa conducir en caso de emergencia. Lo paga una institución. No puedo decir cuál. La discusión en Ecuador es tan tonta que dicen ´¿si es tan popular para qué necesita protección?´ Pero además de eso, suponiendo que no tenga ningún enemigo personal, que es imposible, tengo secretos de Estado”, declaró el ex presidente.

En los últimos tres años, Correa ha viajado acompañado de sus guardaespaldas constantemente a países en Europa y América. Seguimos algunos de sus desplazamientos en base a los registros noticiosos. Ha estado en Colombia, Francia, Estados Unidos (para el estreno de su programa “Conversando con Correa”, que difunde RT), Argentina, Brasil, Uruguay, Cuba, México y Bolivia. También viajó a España, Francia, Italia, Irán, Rusia…

Se estima que el pago de su seguridad puede llegar a $ 10.000 mensuales, además de sus boletos de avión, alimentación y alojamiento.

Pero Correa tiene otros gastos. En Bélgica, desde el 2017 arrienda un departamento de 110 metros por el cual paga $ 1.225 euros, (1332 dólares), y además cubre la manutención y estudios de sus tres hijos. En Ecuador, su pensión se deposita en la cuenta de su hermana Pierina, para el pago de sus abogados.

Oglietti, de becado a empleador de Correa

Años atrás, el hoy representante de Celag, Celso Oglietti, fue servidor público, becado en el gobierno de la Revolución Ciudadana.

Aterrizó en Ecuador como académico, con el Programa Prometeo, una iniciativa para reclutar en el exterior académicos que enseñaran a los estudiantes universitarios. Este proyecto recibió $ 247 millones de financiamiento. Cada profesor ganaba entre $ 4.000 y $ 6.000 mensuales.

Oglietti, como Prometeo, recibió una pensión mensual de $ 4.630, según registros de la Secretaría de Educación Superior. Fue parte de ese programa un año, del 2015 al 2016. Recibió $ 58.993 por distintas investigaciones, según publicó el medio Primicias.

Al mismo tiempo el argentino era director del Centro de Estudios del Trabajo del Ministerio de Relaciones Laborales. Luego de dejar Prometeo, fue contratado como asesor, de escala 2, en el Servicio de Rentas Internas (SRI), con un sueldo de $ 3.000.

Correa-Celag-Podemos

Al movimiento de ultraderecha español Vox le preocupa la relación entre el gobierno de Correa-Celag y Podemos, que cogobierna en España.

Ecuador financió, según sus denuncias, las actividades de Podemos, que simultáneamente apoyó la creación de Celag, como un tanque de pensamiento para apuntalar políticas de los llamados ´gobiernos progresistas de Sudamérica´: Venezuela, Argentina, Bolivia y Ecuador.

Los diputados de Vox, Víctor González y Hermann Tertsch, estuvieron en Ecuador para pedir al presidente Lenin Moreno que investigara esa relación de Celag con Podemos. 

Víctor González, vicepresidente de Vox, y Hermann Tertsch, eurodiputado de este partido, estuvieron hace varias semanas en Ecuador para pedir al presidente Lenin Moreno que investigara esa relación.

González denunció que hubo un nexo estrecho entre integrantes de Prometeo y autoridades de Celag. En esa lista está el andaluz Alfredo Serrano Mancilla, director Ejecutivo del Centro y consta como accionista.

Serrano era conocido por su cercanía al fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez, a quien asesoraba en economía. En Venezuela lo llaman el “Jesucristo de la economía” y varios medios aseguran que aún es asesor de Nicolás Maduro.

En Ecuador trabajó en la Secretaría de Educación Superior, entonces dirigida por René Ramírez, quien también integra Celag.  Ganaba $ 6.000 mensuales, entre 2014 y agosto del 2015.

Es autor de varias publicaciones, entre ellas “A Re distribuir el Ecuador para todos”. Hoy se mueve entre Argentina y España, dirige un programa radial digital (La Pizarra), y ha entrevistado a Correa, Morales y Alberto Fernández.

Otro accionista de Celag, que también apoyó al anterior gobierno, es el español Sergio Martín Carrillo. Fue docente, entre 2014 y 2016, del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN). Luego se afincó en Bolivia y fue consultor de Morales.

Contrato bajo siete llaves con el Instituto Eloy Alfaro

Correa firmó otro contrato con el Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro (IPPE). Fue sellado por Correa y la entidad como “confidencial”. Todos sus documentos, reportes, contratos, comunicaciones y conversaciones son confidenciales.

La defensa del propio ex jefe de estado incluyó este contrato en el juicio por el plagio de Fernando Balda, que está en la Corte Nacional.

Entre los fundadores del IPPE están Gabriela Rivadeneira, Guillaume Long y Pavel Muñoz. Su director es Rafael Correa.

El IPPE fue creado por Correa para apuntalar su proyecto político. Cuando el movimiento se dividió el grupo afín al ex mandatario se quedó con la Fundación y dejó el partido de la lista 35 a los aliados del presidente entrante, Moreno.

El 17 de agosto del 2017, pocas semanas después de la ruptura, la Cancillería, entonces dirigida por María Fernanda Espinosa, dio vida jurídica a la Instituto.

Cuatro días después, la Fundación firmó un contrato con Correa. En representación del IPPE firmó Rolando Carrera, tesorero de las campañas de País. Su nombre es parte de los archivos que sirvieron a la Fiscalía para enjuiciar a Correa por el caso sobornos 2012-2016, en el que fue sentenciado a ocho años de prisión, como cabeza de una organización delictiva. La Fiscalía no acusó a Carrera.

El contrato con el ex presidente duró 28 meses y 10 días. Es decir, hasta diciembre del año pasado. En ese período la Fundación se comprometió a pagarle $ 6.000 mensuales.

Correa, a cambio, daría conferencias y charlas. En enero del 2018, el ex mandatario entregó una factura por $ 40.000 más impuestos, por los pagos desde agosto del 2017.


Factura de Correa por pago de 40.000 dólares y copias del contrato con el IPPE


El Instituto aglutina a hombres y mujeres influyentes del correísmo. Sus fundadores fueron Gabriela Rivadeneira (refugiada en México), Guillaume Long (ex canciller), Pabel Muñoz (asambleísta), Andrés Arauz (exministro de Talento Humano), Carol Murillo (socióloga), y Sebastián Torres (ex rector del IAEN).

Correa, como presidente, presentó un escueto informe de actividades del 2018, resumido en una hoja. Las principales ítems mencionados fueron “consultorías, análisis y estudios; charlas y conferencias, e investigaciones académicas”.

El Instituto se convirtió en la punta de lanza de los ataques al gobierno de Moreno, emprendiendo una campaña internacional para acusarlo de una persecución política contra el ex presidente y sus coidearios.

En julio del 2019, el entonces secretario Anticorrupción, hoy ministro de Inclusión Social, Iván Granda,  presentó una denuncia en la Fiscalía acusando a la Fundación de recibir fondos inusuales desde Venezuela y Rusia.

A la cuenta del IPPE en el Bancodesarrollo de Ecuador llegó una transferencia de $ 281 mil desde el Banco estatal venezolano Bandes y otros depósitos por $ 46.900, que no se justificaron, según informes de la Superintendencia de Bancos y la Unidad de Análisis Financiero. En 2018, el presidente Moreno denunció la operación de Bandes y dijo que el Instituto intentaba desestabilizar a su gobierno.

El presidente Lenin Moreno denunció en su cuenta en Twitter la creación del IPPE y su financiamiento desde Venezuela.

El IPPE justificó la transferencia como pago por honorarios profesionales de contratos de consultores, sujeto a confidencialidad. Según la denuncia, los fondos llegaron a las cuentas de Correa, el prefecto de Manabí, Leonardo Orlando, Ricardo Patiño, Patricio Rivera, Fausto Herrera, Diego Martínez y Rolando Carrera.

El informe indica que Correa recibió $ 96.000.

No obstante, la denuncia no ha trascendido en la Fiscalía. Correa sostuvo que la Fundación había hecho consultorías para financiarse. Cancillería decidió cerrar el Instituto, que es un duro crítico del Gobierno.

Este portal buscó la versión de Correa, a través de su abogado Fausto Jarrín. Respondió que no conoce sobre los asuntos profesionales de su defendido, que son muy personales. Sin embargo, explicó que no era posible que nos diera una entrevista después de los reportajes que publicamos, la semana anterior, sobre la campaña de desinformación que sería orquestada en redes por cuentas y plataformas correístas.

¿De dónde provienen otros ingresos de Correa? Además de su pensión vitalicia de $4.200 y las consultorías con IPPE y Celag, recibe pagos del Russia Today, cuyo monto no ha revelado.

Correa también ha reconocido que recibe donaciones de amigos, que no identifica. Fernando Balda, quien impulsó el juicio por supuestamente ordenar secuestrarlo en Colombia, hizo público un audio de agosto del 2019, donde se escucha a Correa decir que un “amigo le donó 25.000 euros, que él tomará como un préstamo, para ayudar en España”.

La conversación fue grabada en el contexto de los contactos que el ex presidente habría tenido para impedir la extradición desde España de su ex jefe de Inteligencia, Pablo Romero, hoy detenido en Quito.

En el audio Correa también explica a sus coidearios que la fórmula para fortalecer el futuro es entregar dinero, a través de consultorías a varias entidades, entre ellas el IPPE.

15 comentarios en “Dos ‘thinktank’ fueron una lotería para Correa y sus amigos”

  1. Para poner el ejemplo, Codigo Vidrio deberia transparentar sus fuentes de financiamiento internacional. ¿Es talvez la National Endowment for Democracy, NED, sucesora de la USAID? Ea informacion ayudaría a los lectores de sus investigaciones para entender el sesgo de su trabajo.

  2. Gracias por la inquietud. Ni un solo centavo hemos recibido de NED, y si ese fuese el caso lo transparentaríamos. No tenemos financistas ocultos. Estamos precisamente, desde este año, buscando el modelo de financiamiento, que nos permita mantenernos a mediano y largo plazo. Hasta el momento financiamos el sitio de mis ahorros e ingresos como periodista freelance para varios medios internacionales.

  3. No sé sataniza nada. Si mi dinero financió un instituto público , por que ese dinero tiene que ir a un prófugo y sentenciado que ni si quiera está en el país?. Quiero mi dinero de vuelta con intereses y además no seguir poniendo de buena gente.

  4. Para los aturdidos seguidores del ex Presidente Correa, es normal que éste haya creado un instituto, que lo haya beneficiado de fondos y contratos, que el director de ese instituto sea el mismo Correa, y que gane enormes cifras de dinero de esa misma entidad. La corrupción llega a tal punto que esto les parece muy poco y no les genera ningún sentimiento de vergüenza y peor rechazo… Actividades lícitas dice… Actividades legales se atreven a escribir… Claro, es difícil que el los demonios se espanten de lo que hace satanás.

  5. por qué no investigan lo que esta pasando actualmente, y se pasan mas solo acusando a Rafael Correo de cosas que talves si las hizo?, si les importa la transparencia, investiguen lo actual y no lo del pasado

  6. Increible amigos y ese señor manipulador y sus demas buitros apoyaron todas estas estupideces a cuento de una ideologia que le hicieron tragar ak pueblo. Definitivamente en tierra de ciegos el tuerto fue el rey

  7. Codigo Vidrio ! muy bien expuesto ! Pero el estado ecuatoriano financió CELAG e IPPE? De no ser así al menos no salió de los bolsillos ecuatorianos seguir alimentando al parásito !! y lo que podría haber es lavado de activos de un organismo privado según entiendo para inmiscuirse en la campaña de Podemos en España o malversación de fondos del gobierno de Venezuela.

  8. Celag y IPPE fueron financiados con con fondos públicos, estamos profundizando en ese tema. Muchas gracias por su aguda observación. Saludos cordiales

  9. Nuestra investigación a fondo sobre irregularidades, negligencias y corrupción de este gobierno, que por cierto apuntaló Rafael Correa, está desplegada en algunas notas sobre todas las víctimas de la frontera norte, en 2019. Están en nuestro portal como historias de Rehenes. También publicamos un libro.

  10. Para robar los zurdos, no tienen vergüenza. Crean las ONG, las fondean con obscuras fuentes y a mamar se ha dicho. Recordemos como el cínico de Ramírez se hizo crear un puesto en FLACSO, pagado por el estado, para ir a trabajar ahí cuando salió del poder.

  11. Pienso que ustedes vanalizan el quehacer periodístico y ponen en evidencia el odio político. Por un momento, supongamos que no fuera Correa quien dicta conferencias o es requerido para consultorías. Sería tan «nefasto» que un ecuatoriano tenga esa dimensión académica?
    Reprochó la corrupción, venga de donde cenga; pero con igual intensidad, detesto la prensa carroñera que, calla la corrupción del gobierno de turno.
    Parecería ser que, el «código vidrio» es una consigna para lanzar lodo a otros, mientras los amiguis, se regodean en el chiquero.
    Enrique Robles

  12. Gracias por su comentario, solo reportamos los hechos, no entramos en disputas políticas. Antes de emitir juicios de valor y descalificaciones de nuestro trabajo le recomendamos leer todas las investigaciones que hemos publicado denunciando la corrupción y negligencias del actual gobierno, al que insinúa que defendemos. Puntualmente revise las historias de Rehenes. Y nuestra última investigación sobre todos los sobreprecios en las compras durante la emergencia.

Los comentarios están cerrados.